El fantasma de las enmiendas

Escrito el 28 Jun 2007
Comment: Off
WASHINGTION, DC. El Senado estadounidense aprobó el martes pasado al medio día (por 64 votos a favor y 35 en contra) reanudar el debate de la reforma migratoria, pero mantiene la duda sobre la cantidad de enmiendas que serán permitidas y el número de horas que se invertirán en su tratamiento antes de proceder a la votación final del proyecto.

Las otras dos votaciones previstas se llevaron a cabo a partir de las 14:15 horas local (tiempo del Este de Estados Unidos).

La primera consulta se llevó a cabo en medio del nerviosismo de millones de indocumentados que aguardan una oportunidad para legalizar sus estadías en Estados Unidos, y el miedo ante el recrudecimiento de las redadas en todo el país.

El debate se encontraba suspendido desde el 7 de junio tras el fracaso de una gestión del líder de la mayoría demócrata Harry Reid (Nevada) para frenar las enmiendas y acelerar el voto de un frágil proyecto que enfrenta la férrea oposición del sector ultra conservador republicano que se opone a incluir una vía de legalización y apuesta, entre otras medidas, por incrementar la seguridad fronteriza y acelerar las deportaciones.

La Raza: "Muy importante"

Previo a la votación del martes, el Consejo Nacional de La Raza dijo confiar en un voto favorable, pero manifestó temor a lo que sucederá luego en el Senado y la Cámara de Representantes. "Nosotros queremos que haya una reforma migratoria amplia y justa", dijo Michelle Waslin, directora de política migratoria del Consejo. "Para nosotros es muy importante que este proceso avance, porque el sistema está roto y mucha gente está sufriendo todos los días en este país".

Waslin mencionó que el proyecto en manos del Senado tiene "problemas" y citó como ejemplo la ausencia de un camino hacia la ciudadanía para trabajadores temporales o la limitada reunificación familiar para indocumentados que alcancen la residencia.

"Pero queremos que sea aprobado", apuntó.

Avatar
Acerca del Autor