El lavado de dinero, un enemigo bancario

CIUDAD DE MÉXICO - La Asociación Mexicana de Banca (ABM) denunció que el problema de la banca en la lucha contra el lavado de dinero ha sido que "el cliente es un desconocido y el banco un anónimo".

El vicepresidente de la ABM, Juan Guichard, hizo estas declaraciones a principios de octubre en la inauguración del VII Seminario de Prevención de Lavado de Dinero y de Financiamiento al Terrorismo, que se desarrolló en la capital mexicana. Guichard señaló que los bancos deben cuidar con celo el origen del dinero de sus clientes, "porque si se pierde la confianza en la institución, se acaba el negocio".

En este sentido, el banquero afirmó que es "necesario profundizar en el conocimiento y el trato continúo con el cliente", porque la confianza de los bancos "no debe de ser ni ciega ni ingenua".

En la cita participaron miembros de entidades financieras estadounidenses y mexicanas, organismos multilaterales como el Banco Mundial (BM), reguladores, desarrolladores de software y funcionarios españoles.

Por su parte, el titular de la unidad de banca y ahorro de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SCHP), Guillermo Zamarripa, aseguró que "hoy en día lo que se tiene en las instituciones bancarias de México en prevención de lavado de dinero y normatividad es bastante bueno".

El funcionario explicó que en México "las operaciones que son inusuales y podrían ser de lavado de activos se investigan y se remiten a la Procuraduría General de la República (fiscalía), que tiene la responsabilidad de perseguir de oficio estos delitos"

Zamarripa precisó que en México "la banca analiza las operaciones de más de 10 mil dólares, y quizá sólo se llega a investigar al 5 por ciento, aquéllas que no concuerdan con el perfil normal de cliente".

La magistrada de la Audiencia Nacional de España, Manuela Fernández, destacó en su intervención "que existe una colaboración cada vez más estrecha entre España y América Latina en estos temas, que se está materializando en los procesos de extradición recíprocos que se tramitan cada vez con menos obstáculos".

El secretario de la Comisión de prevención de blanqueo de capitales del Ministerio de Economía de España, Juan Antonio Aliaga, opinó por su parte que aunque en lavado de dinero se avanzó mucho en los últimos 15 años, apenas se empieza en cuanto a financiación de grupos terroristas.

"Desde hace tres o cuatro años hemos reconocido que (este último asunto) es un problema universal y sólo ahora estamos haciendo estudios de los tipos de financiación", dijo Aliaga, quien agregó que muchos grupos terroristas utilizan fundaciones y organizaciones no gubernamentales para canalizar sus fondos.

La coordinadora de la Oficina Global de Prevención de Lavado de dinero de Citigroup, Susan Galli, aseguró que lo más importante que deben hacer los bancos es vigilar los cambios de comportamiento financiero de sus clientes que no concuerdan con su perfil normal, analizar los movimientos rápidos de fondos.

Asimismo Galli indicó que las entidades financieras deben recabar mejor información de sus clientes al momento de abrir una cuenta (dirección, nacionalidad, pasaporte) y estar atentos a movimientos de dinero que estén asociados con países de riesgo o entidades que no sean confiables.

Avatar
Acerca del Autor