El Monterrey, un fracaso más del fútbol mexicano en el Mundial de Clubes

Es tiempo de sumar un nuevo fracaso a la lista ya conocida por todos. Las tierras asiáticas son realmente inconquistables para los clubes mexicanos. Monterrey se sumó el domingo pasado a la lista de fracasos de los equipos aztecas cada vez que participan en un Mundial de clubes fuera de América.
Los Rayados cayeron en la edición de 2011 ante el Kashiwa de Japón luego de empatar 1-1 en tiempo regular; los dirigidos por Víctor Manuel Vucetich no pudieron superar a los nipones en los penaltis donde cayeron 4-3.
Desde la temporada 2006 los clubes mexicanos que han participado en la competencia internacional celebrada cada fin de año participan en el torneo sin alcanzar la final. El América en 2006 fue el equipo mexicano que representó a CONCACAF, pero no pudo superar en las Semifinales al Barcelona de España al caer 4-0.
América había dejado en el camino al Jeonbunk de Corea. Luego en el 2007 llegó la primera oportunidad para el Pachuca pero apenas terminó en sexto lugar al caer en Cuartos de Final con el Etoile du Sahel, campeón de África.
Su revancha llegaría un año después y aunque Pachuca empezó con el pie derecho al eliminar al equipo Al- Ahaly, también africano, no pudo superar en las Semifinales a un viejo conocido de Sudamérica como fue la Liga Deportiva Universitaria de Quito.
En el duelo para obtener el tercer lugar sucumbieron ante el Gamba Osaka, representante de Japón. El Atlante también tuvo su oportunidad de llenarse de gloria a nivel de clubes pero al igual que el América y el Pachuca sólo alcanzó las semifinales en el 2009 donde cae ante el mejor equipo del mundo el Barca de Guardiola con Lionel Messi en el terreno de juego.
Los Potros dieron cuenta del Auckland de Oceanía en cuartos y tras caer contra el cuadro blaugrana en la semifinal sumaron un fracaso más al historial de clubes mexicanos al no poder ganar al Pohang Steelers de Corea en el encuentro disputado por el tercer sitio en esa versión de la competencia.
La tercera oportunidad de competir para el Pachuca se consumó en el 2010 cuando el Mezembe de África los dejó en el camino en cuartos de final y sólo pudo adjudicarse el quinto puesto al derrotar al Al-Wahda. La sumatoria muestra entonces que ninguno de los representantes de México ha tenido la capacidad deportiva para llegar más allá de las semifinales de esta competencia o por lo menos obtener el tercer lugar en el campeonato avalado por la FIFA en el formato en el que se disputa actualmente.
De hecho desde que se inició este certamen de clubes en el año 2000, sólo el Necaxa dirigido por Raúl Arias ha tenido el privilegio de ser uno de los mejores tres clubes del mundo por encima incluso del exitoso Real Madrid. Lo que seguro va a ser debatido en los meses que vienen es el motivo por el cual los clubes que mexicanos fracasan en esta competencia.
Las razones, sin embargo, parecen ser bastante claras pues lo que pasa es que el rendimiento deportivo de los equipos clasificados se debilita entre el momento en que cualifican y la hora de jugar el campeonato. Como solucionar ese predicamento debiese ser el asunto a debatir en el futuro cercano, por el bien y el prestigio del futbol mexicano a nivel profesional.

Avatar
Acerca del Autor
Comentarios de temas relacionados con el fútbol en particular y el deporte en general para distintos medios de Chile y los Estados Unidos.