El negocio del secuestro

Coyotes tratan a los sin papeles como si fueran ganado

PHOENIX - Como un negocio de "compra y venta" de seres humanos calificaron las autoridades las operaciones de contrabandistas que secuestran inmigrantes indocumentados y los mantienen en casas de seguridad en la capital de Arizona.

El año pasado, la oficina del fiscal del condado Maricopa, Andrew Thomas, registró un incremento de más del 90 por ciento en los casos de secuestro presentados por esta dependencia ante los tribunales en comparación con 2006.

En 2007 la oficina del fiscal presentó 224 casos relacionados con secuestro, la mayoría de los cuales involucra tráfico de indocumentados, frente a 117 de 2006.

"Gran parte de estos casos se están presentando en la ciudad de Phoenix", dijo Miguel Martínez, vocero de la fiscalía del condado Maricopa. "Aún tenemos varios casos pendientes del año pasado que todavía no llegan al tribunal, por lo que estas cifras pueden ser mayores', agregó. La sentencia promedio de una persona acusada de secuestro es de 4.5 años de prisión, sino existe otro cargo en su contra. Phoenix es considerada por el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) como la "capital" de las casas de seguridad en el país, ya que esta ciudad registra anualmente el mayor número de descubrimientos de esta vivienda donde retienen a los indocumentados hasta trasladarlos a su destino final o en espera del pago de un rescate. Reportes sobre el hallazgo de las también denominadas casas-bodegas y el rescate de inmigrantes indocumentados son frecuentes por parte de la Policía de Phoenix y el Departamento de Seguridad Pública de Arizona, entidades que forman parte de la recién formada multi-agencia IMPACT, cuyo objetivo es investigar delitos relacionados con el tráfico de indocumentados.

Avatar
Acerca del Autor