El Nuevo Real MOUdrid

El Real Madrid, alguna vez glorioso, respetable y ganador en Europa y en el mundo ha completado su transformación por estos días en España. Muchos de los aficionados del mismísimo club no salen del asombro generalizado tras escuchar las palabras del presidente de la entidad de Chamartín, Florentino Pérez, durante la Asamblea General Ordinaria de Socios que acaba de protagonizarse este domingo recién pasado en la capital española, en la cual quien maneja la institución del Santiago Bernabéu, ha asegurado enfáticamente que maneja confiables encuestas que muestran que el estratega José Mourinho tiene el 95% del apoyo del madridismo y por ello pues que puede hacer lo que le venga en gana.
El presidente del Real Madrid, se encargó de atizar con fuerza y convencimiento a las críticas de los socios por la controversial imagen de su entrenador. Entre los 961 socios compromisarios, fueron varios los que insistieron en la pérdida de valores del club, lo que llevó al Señor Pérez a enfatizar que el criticar arbitrajes o denunciar la lucha contra la injusticia es un valor del club. Desde la perspectiva blanca, hay que dar absoluta validez a la postura del club y tomar nota que desde la cabeza directriz hasta las bases sin peso de la institución, pasando por los medios de prensa dependientes que manipula el club merengue, todo se nubla llegando a confundir afición con fanatismo.
Esto llega al punto extremo de no distinguir en muchas ocasiones, los límites del bien y del mal, hasta justificando que un dedo de su conductor técnico y por momentos espiritual puede intervenir de la forma que él lo decida en el ojo de quien él elija. La retórica en la que estuvo encuadrado el discurso de apoyo incondicional a José Mourinho no llama la atención, lo que sí lo hace es la obstinación e invidencia que tiene el mismísimo presidente merengue en acentuar como positivo lo negativo y hacer caso omiso de la razón que habla por sí sola, haciendo pensar que si de este modo maneja sus empresas exitosas la gente de afuera, los de a pie debiesen evaluar seriamente el cambiar los libretos de cómo conducirse en la vida para el logro de objetivos. No se puede comprender cómo el argumento pueril y la insistencia conmovedora de Florentino Pérez pueden ir de la mano con el manejo a control remoto que profesa el cerebro portugués, cuando la realidad es tan clara y obvia.
No es posible tampoco aceptar que señores de alto coeficiente intelectual y glorias del pasado futbolístico puedan estar rendidos a la trama del técnico luso con una venda tan sólida y obscura como la falacia que apoyan. Es más grave el problema del Madrid si se quiere ya que se sabe perfectamente que el entrenador portugués hace negocios con un empresario de su misma nacionalidad al pedirle que los jugadores que el club blanco contrate sean de preferencia portugueses por encima de figuras de otras nacionalidades.
Adicionalmente el portugués Mourinho hoy maneja sin contrapesos el diseño comunicacional de la entidad madridista, la conducción deportiva y la política convirtiéndose en el Presidente de facto, el Dictador del Bernabéu. Da para pensar que los grandiosos planes de ampliación del estadio del real Madrid que se pretende pueda albergar en el futuro hasta 110.000 espectadores son simplemente un artilugio para darle cabida al ego incontenible de su nuevo amo, José Mourinho.

Avatar
Acerca del Autor
Comentarios de temas relacionados con el fútbol en particular y el deporte en general para distintos medios de Chile y los Estados Unidos.