El Papa defiende derechos de inmigrantes

El Papa Benedicto XVI pidió a los obispos de México defender los derechos de los nacionales y extranjeros que cruzan el país como indocumentados rumbo a Estados Unidos, y también y los que salen del campo a las ciudades, dijo el viernes un jerarca de la Iglesia católica.

Benedicto XVI hizo tal exhortación durante la visita "ad límina apostolorum" que los prelados le hicieron el mes pasado, señaló el secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) y obispo de la central ciudad de Texcoco, monseñor Carlos Aguiar.

"El criterio fundamental del Santo Padre va en la línea de que toda acción de ayuda de los obispos a los inmigrantes esté fundamentada en la dignidad humana y en la defensa de sus derechos", enfatizó el jerarca católico en una conferencia de prensa.

Añadió que los obispos comunicaron al Papa las acciones pastorales y humanitarias que desarrollan con los inmigrantes indocumentados en las regiones fronterizas con Estados Unidos y Guatemala.

El Papa alentó a los prelados mexicanos a "seguir acompañando a los inmigrantes, incluso en la defensa de su situación jurídica", enfatizó monseñor Aguiar.

El titular de la diócesis de la ciudad mexicana de Saltillo (norte), monseñor Raúl Vera, dijo el pasado 10 de septiembre que en el marco de la visita "ad límina apostolorum" tuvo ocasión de presentar al Pontífice un informe sobre "el sufrimiento" en México de los indocumentados centroamericanos que pretenden viajar a Estados Unidos.

"Le expliqué al Papa cómo los guardias mexicanos los lanzan del tren y las mutilaciones que padecen los indocumentados, varios de los cuales hasta llegan a ser asesinados", comunicó monseñor Raúl Vera.

En esa ocasión, el obispo comentó al jefe de la Iglesia católica que las diócesis de Saltillo y Piedras Negras, en el fronterizo estado de Coahuila, prestan asistencia espiritual, sicológica y jurídica a los inmigrantes mexicanos y centroamericanos agredidos por los guardias o que se quedan atascados en la región.

Miles de inmigrantes procedentes de Centro y Sudamérica cruzan cada semana por el territorio mexicano con la pretensión de seguir hacia Estados Unidos.

La mayoría de quienes intentan el cruce son agredidos por fuerzas de seguridad, traficantes de personas u otros delincuentes, según organismos humanitarios.

En tanto, en la frontera norte medio millón de mexicanos indocumentados buscan cruzar a Estados Unidos.

En los últimos 10 años más de 2.300 inmigrantes han muerto en la zona fronteriza.

Avatar
Acerca del Autor