El presidente de EU regresó a Washington

"Me siento optimista porque el ambiente en el Congreso ha cambiado del escepticismo del año pasado a ser conscientes de que a Estados Unidos le beneficia una ley de inmigración", explicó.

WASHINGTON DC - Tal y como comenzó, con una amplia sonrisa, el presidente de Estados Unidos George W. Bush finalizó este miércoles su gira por Latinoamérica.

Antes de despedirse de México, el mandatario reconoció que aunque no es posible una amnistía para los 12 millones de indocumentados que viven en su país, insistirá ante el Congreso por una reforma migratoria amplia "que respete la justicia, pero también que sea humana y respete los valores estadounidenses". Las declaraciones fueron dadas en una conferencia conjunta con su homólogo mexicano Felipe Calderón. De esta manera, Bush concluyó un viaje por cinco países (Brasil, Uruguay, Colombia, Guatemala y México), en medio de fuertes presiones para que su Administración realice cambios importantes en sus políticas sobre la lucha contra el terrorismo, la guerra en Irak y, principalmente, sobre inmigración.

"Una buena ley de inmigración ayudará al crecimiento de la economía y de la seguridad de ambos países", aseveró el jefe de la Casa Blanca, quien se declaró "optimista" sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo en el Congreso para aprobar dicha legislación.

"Me siento optimista porque el ambiente en el Congreso ha cambiado del escepticismo del año pasado a ser conscientes de que a Estados Unidos le beneficia una ley de inmigración", explicó. Se trata, agregó, de "un asunto importante y sensible", que puede emplearse para "inflamar pasiones".

Con estas palabras, Bush aludía aparentemente a las quejas recibidas por la política de inmigración estadounidense y las deportaciones practicadas en los últimos tiempos, que -según sus críticos- han separado familias enteras, según la agencia de noticias EFE. En este contexto, Calderón reconoció el esfuerzo del presidente Bush y de su administración para "impulsar una refroma migratoria integral que permita programas ordenados y legales para trabajos temporales y que reunifique a las familias".

Aseguró que velará por los derechos humanos de quienes cruzan las fronteras y se comprometió a generar oportunidades para los ciudadanos requieren para su desarrollo en México.

Avatar
Acerca del Autor