El séptimo aniversario en el World Memorial 911

Escrito el 21 Aug 2008
Comment: Off
Hoy en día, el que antes fue el Centro Financiero del Mundo, World Trade Center en New York, es conocido como World Memorial & Museum o Graound Zero, testigo solemne de los miles de inocentes que perecieron en los horribles ataques terroristas de Septiembre 11 del 2001. En este sitio sagrado yace el espíritu que reafirma el respeto por la vida y lleva a la vez la misión de honrar la memoria de los desaparecidos y reconocer a los sobrevivientes, socorristas y voluntarios que con su heroísmo y valor salvaron muchas vidas aun a costa de perder la suya.

Pero haciendo un recuento general, ¿Qué secuelas nos ha dejado el 9/11?. ¿Se ha puesto a pensar por qué hoy en día el país va en decadencia? Es una madeja de confusión y desagrado y a raíz de estos sucesos el país y el mundo cambiaron. George W. Bush señaló como responsable al grupo Al-Qaeda y a Bin Laden; se implementaron grandes medidas de seguridad en todos los aeropuertos del país y del mundo entero; los problemas económicos se fueron acrecentando y empeoró aún más con la guerra en Iraq, iniciada desde marzo del 2003, y que hoy se ha convertido en un dilema político para los candidatos a la presidencia de este país.

Pero no sólo cosas negativas surgieron de este terrible suceso; la respuesta pública fue un apoyo fundamental. Al poco tiempo se crearon fuentes de ayuda a los familiares de las víctimas. Hay infinidad de sitios en la red donde se puede ayudar con donaciones y la respuesta de solidaridad se ha reflejado mundialmente. En una gran cantidad de países hay lugares donde se rinde homenaje a las víctimas del 9/11, pues muchos de sus ciudadanos perecieron en alguno de los tres sitios de los ataques terroristas, como los heroicos pasajeros del vuelo 93 y las víctimas del Pentágono en Washington. Este séptimo aniversario en el World Memorial elevemos una oración por los caídos, y realcemos el espíritu de todos ellos en la flama eterna que yace donde una vez fueron las Torres Gemelas de New York .

En lo personal, deseo rendir un homenaje a todas las personas que murieron el 11 de septiembre del 2001, un desastre que nadie puede olvidar, especialmente las familias que perdieron a sus seres queridos y que se preguntan: ¿Por qué tuvieron que morir así? ¿Quién o quiénes han causado la peor tragedia de que se tenga historia en los Estados Unidos de América? ¿Quién quiere doblegar al país de las oportunidades, al país que da asilo y recibe a gentes de todos los pueblos del mundo?

Personas que en su país de origen simplemente no podían alcanzar sus ambiciones, al llegar a este país han realizado sus sueños gracias a su esfuerzo y han podido ayudar a sus familias que quedaron allá. Es inaudito que exista esa clase de gente que no sabe lo que quiere, que no piensa el daño que hace a quienes vienen a progresar. Porque ya no hay tranquilidad desde el 9/11.

Los Estados Unidos, su gobierno y su gente, han vivido un cambio dramático.

Amenazas constantes… no entiendo por qué se demostró esa rabia o envidia, celos o como se le pueda llamar, con el país que da de comer al hambriento, de beber al sediento y cobija al que tiene frío. ¿Acaso esa gente ofrece algo mejor? No lo creo, porque continuamente se sabe que pese a todo lo que ha sucedido, sigue viniendo gente a donde no hay hambre, al único país donde solamente no trabaja el que no quiere trabajar. Este país saldrá adelante porque es un país bendito que hace lo que ningún otro país, lo que dice la Biblia en Isaías:

Aléjate del mal y aprende a hacer el bien

Protege a la viuda, este país lo hace…

Protege al desvalido, este país lo hace…

Protege al huérfano, este país lo hace…

Si acaso se puede publicar esto, aquí está el secreto para todo el mundo, aquí está la clave para el país:

Dios bendiga a América

Esto que escribí es el sentir de un mexicano que está agradecido con este país por lo que de él ha recibido; creo que es el sentir de mucha gente que ha venido de otro países y que aquí ha encontrado bienestar, fama y fortuna; sé que se unirán conmigo diciendo una y mil veces: Dios bendiga a América.

Continuaremos con este recuerdo entrevistando a nuestros lectores para saber qué secuelas les ha dejado el 9/11.

Gregorio Gallegos Montes
lavoz@bmi.net

Acerca del Autor