En otoño suben tarifas de inmigración

El gobierno estadounidense reiteró el martes que una comisión revisa las tarifas del servicio de inmigración y analiza si los actuales precios cubren la totalidad de los gastos de la agencia.

"El incremento entrará en vigor en otoño", dijo la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

"Estamos en el proceso de revisión de tarifas", indicó Dan Kane, portavoz de la agencia en Washington. "No hay decisión ahora. Estamos evaluando".

El funcionario explicó que la revisión se hace en cumplimiento de una ley del Congreso "que quiere que evaluemos nuestros costos".

La última alza fue ejecutada el 26 de abril de 2005 "para compensar la inflación", dijo la agencia. El incremento fue entre 5 y 10 dólares en promedio por cada trámite.

El 15 de abril de 2004 la USCIS aumentó en 55 dólares todos los servicios, más un incremento de 20 dólares por la toma de huellas digitales.

El impacto que causará el reajuste de tarifas en la economía de los inmigrantes es motivo de preocupación para los grupos que luchan por sus derechos en Estados Unidos.

Federico Rivera, del Centro Campesino Owatonna, Minessota, dijo que las alzas de la USCIS "son parte de alguna estrategia, una medida de presión para los inmigrantes".

Indicó que no importaría si el aumento se traduce en una mejora de los servicios "en que se atienda más pronto a los inmigrantes", pero advirtió que las últimas alzas "no han evidenciado" estas mejoras.

Miguel Ramírez, presidente del Comité Hispano Cuscatlán, en Nueva York, precisó que indicó el servicio de inmigración "siempre ha hecho un buen negocio con nuestra comunidad", y que cada año "siempre hacen lo mismo, pero el servicio no mejora".

Para Angélica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) en Los Angeles, California, "hemos observado que el dinero recibido por los anteriores aumentos no regresan al cliente, sino que se van a las fronteras, a la seguridad y no a los servicios".

Lauro Barajas, de la Unión de Trabajadores Campesinos de Oxnard, California, el anuncio de la revisión de tarifas "es un presagio de que nos van a legalizar. Aprovecharán la oportunidad para ganar más dinero con nosotros".

Acerca del Autor

Edición Impresa