Entre el Dolor y la Alegría

Con menos de 27 kilos de peso y un entusiasmo que contrasta con el dolor que no ha podido superar, Tito Nieves se encuentra en pleno recorrido musical por 14 ciudades de Estados Unidos.

Con su nueva gira 30 años de música, el legendario interprete esta presentando un repertorio lleno de sorpresas y nostalgia, con las canciones que marcaron el principio de su carrera. Tal como nos lo cuenta el salsero.

"En el 75 cuando me inicie en esta música, yo era un muchacho, salido del condado de Brookling en Nueva York, y al poco tiempo, en unos tres años ya estaba grabando mi primer disco. También en 1978 un gran cantante que se llamaba Héctor Lavoe, me propone que compartiera tarima con él, siendo para mi una bendición."

Una bendición que le abrió las puertas del éxito.

Tito cantó junto a los protagonistas de la época de oro de la Salsa. Con su chorro de voz trascendió a los cambios de la música tropical desde finales de los años 70, y con la canción "I like it like that" conquistó al mercado estadounidense en la década del 90, convirtiéndose en el mayor logro de su carrera.

Pero toda la fama y fortuna se convirtió en una pesadilla para el llamado Pavarotti de la Salsa, que ahora recuerda con tristeza esos momentos difíciles. "Estuve en lo que se dice en una cárcel, en mi propia cárcel por diez años. Mucha gente no entendía por qué hacía ciertas cosas. Yo recuerdo que salía de casa y le prometía a mi esposa que yo no iba a tomar alcohol, a consumir droga esa noche, y llegaba al sitio desesperado por consumir. No tenía palabra, se me caía la cara de bochorno, pero en sí quería dejarla" Con la fe y el amor de sus seres queridos, Tito le ganó la batalla a las drogas y el alcohol, cuando se sometió a un tratamiento de rehabilitación en 1991.

"Gracias a mi Dios, a mi familia y al público que nunca me rechazó, que llevo 14 años limpio, y me siento tan fuente espiritualmente que siento que puedo lograr todo en la vida."

Sin embargo, su fortaleza espiritual tambaleó cuando sufrió el golpe más duro de su vida. "Tuve un par de meses que dudaba, y me preguntaba a solas, si habrá un Dios, con tantos violadores que hay,tantos pillos, porque se me llevo a mi hijo".

El 31 de marzo del 2004, su primogénito Ommy de 24 años de edad, murió víctima de cáncer. Tras la muerte de su hijo, el salsero puertorriqueño, creó una fundación sin ánimo de lucro para ayudar económicamente a las familias de pacientes que sufren de esta enfermedad.

"La música para mi es medicina" "Cuando me siento de mal humor pongo una canción, cuando quiero hacerle el amor a mi esposa, pongo una canción de otra persona, no de mi, cuando me siento alegre, pongo mi música".

"Quisiera poder hablarte

decirte cuanto te amo y abrazarte, como antes quisiera sentir tu risa volver a tocar tus manos siempre tibias, cada día quisiera verte despertar al lado mío que Dios me escuche y pueda darme lo que pido"

Este es un verso de la canción "Fabricando Fantasías", de su reciente álbum, la cual ha servido para mitigar su dolor.

"Una canción como Fabricando Fantasías, yo he visto gente llorando, gente enseñándome fotos de unos seres queridos que han perdido y compartimos el mismo dolor".

Con ese contraste de sentimientos y con las nostalgia de 30 años de su música, Tito Nieves culminará su gira el próximo noviembre, cuando se presente por primera vez como solista en el Carnegie Hall de Nueva York.
Martha I. Orozco

Avatar
Acerca del Autor