| 30-Jun-2015 | 2015-06-30 08:21:37

La gripe y los resfriados

Escrito el 09 ene 2012
Por :
¿Qué causa un resfriado?
Existen diferentes tipos de virus que pueden producir resfriado, entre los más frecuentes están los rinovirus, los virus de la influenza, los de la parainfluenza, el virus sincitial respiratorio y los adenovirus.
Estos mismos virus son los que producen la sinusitis.
Contagio
Una característica importante de estas infecciones es su facilidad de contagio, que ocurre por aire o a través del contacto físico. En el primer caso, sucede al diseminar los virus en el ambiente al toser o estornudar, incluso al hablar, lo cual facilita que los virus expulsados queden flotando en el aire durante unos minutos, y las personas que pasan cerca los adquieren al inhalar las partículas virales. Cuando el contagio se da por contacto físico, los virus pueden depositarse en las manos del enfermo cuando se cubre la boca al toser o estornudar o al limpiarse la nariz y éstos pueden pasar a otra persona al estrechar la mano, o quedar en el picaporte de la puerta, y otras personas al tocar con sus manos y llevarlas a su boca o su nariz, facilitan la introducción de los virus a las vías respiratorias.
¿A quiénes afecta?
La enfermedad puede afectar a cualquier persona, sin embargo, con frecuencia afecta a quienes se encuentran con una disminución de sus defensas inmunitarias, como las personas desnutridas, las que fuman, las que están expuestas al humo del tabaco y a la contaminación producida por vehículos y fábricas. Los grupos de edad más vulnerables son los niños y ancianos.
Síntomas
Se reconocen cuatro fases en el desarrollo de la enfermedad:
Incubación, que dura de tres a siete días. Prodrómico, caracterizado por síntomas como debilidad, dolores musculares y disminución del apetito, dura uno o dos días. Cuadro clínico característico, aparecen los estornudos, dolor de cabeza, fiebre moderada, nariz congestionada y con secreción, ojos con lagrimeo, dolor de garganta y dolores musculares; dura entre tres y cinco días. Resolución o lisis, el enfermo mejora en líneas generales y vuelve a respirar con normalidad.
La mayoría de las personas pueden resistir la enfermedad con ayuda de su propio sistema inmunitario, que es capaz de detectar y destruir los virus que producen el resfriado. No existe un tratamiento exclusivo que funcione para todo tipo de resfriado.

Acerca del Autor