| 02-Jul-2015 | 2015-07-02 00:57:57

Latina EUA Demanda a La Policía de Pasco

Estos hombres se pasaron de la raya con esta mujer indefensa e inocente la demanda llegara a una cantidad grande de dinero en la Corte si los oficiales no toman responsabilidad de sus acciones

Escrito el 23 may 2012
Por :
Reportero David Cortinas/La Voz

Tri Cities, WA, - Un día lleno de desgracia y terrible para una mujer latina cuando fue golpeada por dos oficiales del departamento de Police de la Ciudad de Pasco en el año de 2009.
El viernes pasado una demanda en nombre de un residente de Pasco, de 33 años de edad, María Dávila-Márquez, alegando uso de fuerza excesiva e incautación irrazonable.
El viernes pasado la señora María Dávila-Márquez junto con el apoyo de su familia, testigos y su abogado Vito de la Cruz de las oficinas Tamake Law anunciaron la demanda a la prensa y entre lagrimas y fuerzas María tomo la oportunidad de denunciar a la policía de Pasco junto con palabras de su abogado Vito De la Cruz.
El abogado Vito de la Cruz presentó la queja en el Tribunal del Distrito de EE.UU. del Distrito Este de Washington, que se encuentra en Richland. En la denuncia, de la Cruz presenta siete causas de acción legal, incluyendo la violación de los derechos constitucionales de María Dávila. “María es ciudadana de los EUA., trabaja duro, paga sus impuestos y contribuye a su comunidad y a su país. La constitución protege a todos. María Dávila no hizo nada para merecer el trato que recibió de los agentes de la policía de Pasco.”
El incidente ocurrió el 21 de mayo de 2009, mientras María estaba caminando por la carretera 60 Norte en Pasco. Iba a recoger a sus hijos en casa de una niñera después de su jornada en Tyson Foods.
Oficiales policiacos habían recibido una denuncia de un altercado en el frente de una residencia en la calle Taft. De acuerdo a la llamada al 9-1-1, la mujer que causaba la perturbación a media tarde, era una adolescente con el cabello largo y oscuro teñido con luces, vestida con una camisa gris y pantalones cortos de mezclilla.
No hubo indicación de que la persona que llamó estuviera preocupada de que el adolescente frente a su casa estuviera armado.
La rutina de María era consistente. Ella se fue a casa después de su trabajo en Tyson Foods, y luego se dirigió a casa de su niñera para recoger a sus hijos. Ella no estaba vestida con pantalones cortos de mezclilla, no tenía luces en el cabello y tenía 30 años de edad.
María se sorprendió y confundió cuando el oficial Ryan Flanagan de Pasco se detuvo con un chirrido junto a ella, salió de su coche, le ordenó que se detuviera sin justificación, y comenzó a interrogarla. María habla inglés limitado, y estaba asustada. Unos minutos más tarde, el Oficial Zachary Fairley de Pasco también llegó a la escena.
María, desesperadamente trataba de explicar que no entendía bien el inglés, llamó varias veces pidiendo ayuda. De acuerdo al abogado Vito de La Cruz de Tamaki Law, mientras María trataba de transmitir su miedo y confusión en español, los oficiales la confrontaron físicamente “ La esposaron, y la empujaron sobre el cofre del coche de la policía, un cofre tan caliente que le quemó la cara.” En la conferencia de prensa se mostró fotos del quemadas, manchas de golpes y heridas
Los agentes metieron a empujones a María en la parte posterior de la patrulla de Flanagan donde la detuvieron con el rostro ardiendo, el cuerpo adolorido, hasta que los residentes de la unidad de Taft, quienes habían presenciado el altercado y hecho la llamada de denuncia fueron llevados a la escena. Ninguno de ellos la identificaron como la adolescente que causó el altercado en a calle Taft. “Los agentes habían agredido brutalmente a una madre inocente” declaró De la Cruz. Esto fue un error de los policías si solo habían pedido otro oficial que hablaba español o alguien que hablaba la misma idioma de la inocente.
En lugar de buscar tratamiento médico para las quemaduras de María, o llevarla a su casa, los policías la dejaron en libertad en la escena, pero la acusaron, de acuerdo a la denuncia, con obstrucción de la policía en violación del Código Municipal de Pasco, un cargo que luego fue abandonado por la Fiscalía de Pasco.
Según De la Cruz el abogado de María Dávila-Márquez dijo; “esto pasa cuando la oficina del precorado quiere tapar y proteger al los oficiales de sus errores y taparlo con una cortina de humo’.
La demanda legal presentada el viernes incluye siete causas de acción legal, incluyendo dos que citan que los derechos constitucionales de María fueron violados. “Existen límites para la fuerza que los oficiales pueden utilizar en determinadas circunstancias. Estos hombres se pasaron de la raya con esta mujer indefensa e inocente”, dijo el abogado de De la Cruz.
Cuando finalmente fue puesta en libertad, María Dávila-Márquez se dirigió directamente a la casa de la niñera. La niñera y su marido la llevaron a recibir atención médica y a presentar una queja formal contra los dos agentes. De acuerdo con la demanda legal presentada el viernes pasado, los dos oficiales, Flanagan y Fairley, nunca fueron sancionados, ni hay indicios de que la Ciudad de Pasco haya cambiado sus prácticas de servicio en un área de gran concentración de hispanos. (Informes recientes del censo muestran que el 51% del condado de Franklin es hispano.) “No entiendo cómo los oficiales pudieron haber confundido a mi cliente con una adolescente con el cabello teñido con luces, vestida con pantalones cortos, y es inconcebible que no buscaran una traducción antes de optar por utilizar la fuerza bruta”, dijo de la Cruz.

Se puede comunican con reportero David Cortinas al teléfono 509-222-1122 o via email at lavoz@bmi.net con comentarios o información. También pueden ver este reporte en la pagina de La Voz: lavozhispanicnews.com – Este información es proporcionado por Tamaki Law Office

Acerca del Autor