Estados Unidos pintó de blanco a México

PHOENIX, Arizona - Con cuadrangulares solitarios de Derrek Lee y Chipper Jones, Estados Unidos doblegó 2-0 a México en el choque inaugural del Grupo B del Clásico Mundial de Béisbol, que clasificará a dos equipos para la segunda ronda.

México, pese a la derrota, mantiene vivas sus posibilidades de clasificar a la segunda ronda, cuando le restan dos partidos por jugar de la fase inicial.

En las primeras entradas quedó en evidencia que se trataba de un encuentro más parejo de lo que muchos pensaban. Los lanzadores de ambas novenas coparon la escena en las primeras tres entradas y neutralizaron casi por completo a sus rivales. En el cierre de la cuarta entrada y luego de dos outs, Lee abrió el marcador con un cuadrangular solitario ante el abridor Rodrigo López, quien hasta ese momento únicamente había tolerado dos hits y otorgado un boleto.

Tres entradas más tarde, la ofensiva de los estadounidenses una vez más se hizo sentir por intermedio del antesalista Jones, quien la sacó del parque por el jardín izquierdo ante los envíos del relevista Oscar Villarreal, el tercer lanzador de los mexicanos en el encuentro.

Jones, de los Bravos de Atlanta, ingresó en el séptimo tramo en sustitución de Alex Rodríguez, de los Yankees de Nueva York.

López cargó con la derrota tras tolerar tres hits y una carrera en una labor de cuatro entradas. El relevista Mike Timlin se apuntó la victoria. Timlin, quien reemplazó al abridor Jake Peavy en el cuarto inning, no permitió hits ni carreras en su actuación de una entrada.

El miércoles se medirán Canadá y Estados Unidos en Phoenix, mientras que en el vecino estadio de Scottsdale, al noreste de Phoenix, se miden México y Sudáfrica.

El manager Francisco "Paquín" Estrada lamentó que la ofensiva mexicana tuvo la pólvora mojada en el partido inaugural del Grupo B del Clásico Mundial el martes, pero resaltó que su cuerpo de lanzadores no se intimidó ante los poderosos bates de jugadores de la talla de Alex Rodríguez, Mark Texeira y Ken Griffey Jr., entre otros.

Griffey Jr., Rodríguez y Texeira, el corazón ofensivo de los estadounidenses, apenas ligaron un hit en ocho turnos.

"El pitcheo dio la batalla, pero no bateamos", se lamentó el estratega.

Agregó que el partido fue decidido por la defensa estadounidense, que hilvanó un par de doble matanzas en los dos primeros episodios, que hicieron pensar que los mexicanos serían los primeros en abrir el marcador.

"Pues con todo sigo optimista, tenemos la moral alta y creo que vamos a estar mejor" en los próximos cotejo,indicó Estrada.

Avatar
Acerca del Autor