Estudian costo de los indocumentados

WASHINGTON - Un condado de Virginia cerca de la capital de Estados Unidos pretende que el gobierno federal le devuelva el costo de los servicios que presta a los inmigrantes indocumentados, cuyo monto determinará tras una investigación.

Grupos a favor de los inmigrantes dijeron que las averiguaciones del costo decididas por la junta de supervisores del condado de Prince William deberán tomar en cuenta los aportes que los indocumentados hacen al desarrollo económico de las zonas donde residen.

En la mayoría de los casos, debido a su condición de ilegalidad, a estas personas no les devuelven nunca los impuestos estatales y federales que forzosamente se les descuentan en sus trabajos.

La junta designó a un equipo especial para que hiciera un estudio antes de mediados de enero próximo sobre la carga financiera adicional que los indocumentados representan para el presupuesto anual del condado.

Las autoridades locales calculan que cerca de 20 por ciento de los 350.000 habitantes del condado Prince William proceden de otros países, particularmente de América Latina.

Este es uno de los condados de Virginia que afrontan problemas financieros, presuntamente como consecuencia de la ola de nuevos residentes, muchos de ellos extranjeros sin papeles migratorios, según fuentes de ese estado.

Las autoridades consideran que los indocumentados han incrementado los gastos de salud, educación, asistencia social y seguridad pública de esa jurisdicción.

En este sentido, insisten que el gobierno de Washington tiene la obligación de compartir los costos, dada su responsabilidad por la regulación federal de la inmigración.

W.S. Covington, el promotor de la iniciativa de investigar los gastos que ocasionan los indocumentados, dijo a los medios de comunicación locales que el resultado de esta pesquisa permitirá presionar al gobierno federal para que le reembolse esos fondos a Prince William.

El Consejo Nacional de La Raza (NCLR) dio la bienvenida al estudio del problema, siempre y cuando se haga de acuerdo con una metodología legíti ma e imparcial. Algunos estudios recientes, como uno que se hizo en Texas este mes, determinaron que los inmigrantes sin papeles migratorios han tenido un impacto positivo en el tesoro estatal.

Sin embargo, en el caso del estado de Texas, se explicó que la prestación de servicios públicos a estas personas supone gastos adicionales para el presupuesto de los condados.

Avatar
Acerca del Autor