EU conmemoró el 9/11

NUEVA YORK - En silencio, con lágrimas, a paso lento, con banda de gaiteros y flores, decenas de familiares de víctimas y sobrevivientes de los ataques del World Trade Center de Nueva York conmemoraron en el mismo sitio el quinto aniversario del ataque que dejó casi 3 mil muertos y que conmocionó al mundo entero.

Las ceremonias comenzaron el domingo recordando la tragedia con una visita al lugar del pesidente George W. Bush y su esposa Laura, quienes depositaron una corona de flores rojas, azules y blancas en homenaje a las víctimas.

A las 8:46 de este lunes, en la Zona Cero repicó una campana recordando la hora fatídica, cuando el peimer avión de estrelló contra la torre Norte del centro financiero.

"Cinco años han pasado, cinco a;os se han ido y todavía estamos aquí juntos", dijo el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg.

Poco después, familiares dieron lectura a emocionados mensajes en los que recordaron la memoria de los fallecidos.

Entre los asistentes a las ceremonias había bomberos que participaron en las tareas de rescate el 11 de septiembre de 2001, policías, rescatistas y testigos del peor ataque terrorista en la historia de Estados Unidos.

Cerca del sitio donde un avión de American Airlines se estrelló contra un ala del Pentágono, el 11 de septiembre de 2001, el vicepresidente Dick Cheney y el secretario (ministro) de Defensa, Donald H. Rumsfeld, se dirigieron hacia una plataforma de orador mientras se escuchaba una música sombría. Se rindió un minuto de silencio a las 9:37 de la mañana, el momento en que se estrelló el avión de American, vuelo 77.

Por la tarde, el presidente Bush y su esposa acudieron al lugar y colocaron una corona de flores en un altar previamente acondicionado. Posteriormente se acercaron a los familiares, los saludaron, los abrazaron y conversaqron con ellos.

En total, 184 personas murieron en el Pentágono, incluyendo los terroristas que secuestraron el vuelo.

En Shanksville, Pensilvania, en un día gris y ventoso, varios familiares llegaron al lugar en el campo rural donde se estrelló el cuatro avión que había sido secuestrado, asistiendo a una ceremonia en un monumento improvisado. "Esto demuestra que la gente no olvida", dijo Larry Antonio, quien vino el lunes al sitio con su esposa Barbara para conmemorar el aniversario de los ataques.

El vuelo 93 se dirigía de San Francisco a Newark, Nueva Jersey, con 33 pasajeros y siete tripulantes a bordo, cuando fue asaltado en vuelo. Hay indicios de que los pasajeros se enteraron de los planes de los secuestradores y lucharon con ellos en la cabina para impedirles concretar su misión.

Avatar
Acerca del Autor