Falsas necesidades que te impiden ser feliz

Tener siempre la razón y ser la persona más importante son grandes deseos de todos, pero pueden hacernos infelices.


Tener siempre la razón y ser importante a cualquier precio son dos de nuestros mayores deseos. Pero a veces pueden llegar a ser desmedidos a causa de nuestros vacíos en el alma, y hacernos personas infantiles, insensatas e infelices. Sin embargo, los expertos nos explican cómo librarnos de estas “semillas de malestar”.

Las personas tenemos algunas actitudes que sabotean nuestra felicidad, porque son falsas necesidades de amar y ser amados, por ejemplo, ver en todas partes dificultades o problemas sin solución, descargar nuestra ira, culpar a los demás o guardarles resentimiento.

Hay vacíos como la gran necesidad de ser superiores a los demás, sentirnos víctimas y querer que otros se responsabilicen de nuestra vida, encontrar defectos en todos, querer que todo sea perfecto y maravilloso, o ser demasiado ambiciosos de lo material. En la mayoría de estas necesidades desmedidas el común denominador es un ego gigante, pues por no sentirnos lo suficiente, necesitamos llenar esa falta de autoestima.

Si te has visto reflejada en alguno de estos puntos, puedes seguir los consejos del psicólogo Bernabé Tierno, que en su último libro “Aprendiz de sabio” propone antídotos para las falsas necesidades del ser humano y así mejorar su vida.

La necesidad de ser importante a cualquier precio se crea por el vacío que nos produce la falta de autoestima, por no sentirnos capaces ni nosotros mismos. Si una persona se siente insatisfecha y desgraciada con lo que es o lo que tiene, ese vacío y ese deseo de ser reconocida y valorada se convierte en una obsesión y la persona sólo vive para crearse momentos de gloria imaginarios.

Las personas que padecen esta gran necesidad de ser importantes buscan caerle bien a todo el mundo, y para lograr algo tan imposible mienten o disfrazan cada instante de su vida, con tal de experimentar ese momento de gloria que necesitan para subsistir. Si éste es tu caso, puedes librarte de esa necesidad desmedida aprendiendo a ser tú misma, a valorar lo que eres y tienes, a no compararte con nadie y a descubrir que ya eres suficiente por ti misma como un ser único y valioso.

Avatar
Acerca del Autor