Familia Tejana vs Familia Mexicana y Todo los Vecinos

Soto vs Ceja y todos los vecinos en la calle Nixon en la Ciudad de Pasco donde la evidencia muestra que la familia Soto no son víctimas de acostó como reportaron al periódico La Voz, las evidencias de la investigación del periódico, documentos departe de Corte Superior e información departamento de policía de Pasco, es que las víctimas de acostó y otras más es la familia Ceja y todos los vecinos de la calle Nixon que la mayoría son “mexicanos”.

 







 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fotos por David Cortinas/La Voz
Calle Nixon es una calle de familias trabajadores y luchadores donde se encuentra familias mexicanos y otras razas pero solo falta la paz y tranquilidad que merecen todo los residentes de la calle Nixon.

PASCO, WA. – Desde que llego la familia de Eutiguio y Alma Ceja a la calle Nixon hace 7 años y nunca se han sentido cómodos y muchas noches sin dormir de tantos problemas que empezaron tener con sus vecinos la familia de Juventino y Imelda Soto que viven oeste de la casa de la familia Ceja. Las dos familias son gente trabajadora con la familia Soto el Padre Juventino Sr. trabajando en tienda de comida Costco y la dama de casa Imelda Quesada-Soto en el DSHS, los Cejas el padre Eutiguio en construcción de Insolación con la compañía Smiths de Walla Walla y Alma Ceja trabajando limpiando casas.

Si hay diferencia de raza que las familias son diferentes es que los Sotos son del Valle de Tejas de la Ciudad de McAllen y la familia Ceja de Nayarit, México, la familia Soto les gusta y escuchan música Tejana y la familia Ceja música mexicana, preferible Banda. Pero, los dos con sangre mexicana y familiares nacidos en los Estados Unidos y otros nacidos en México.

Los problemas empezaron días después que la familia Ceja llegaron a su nueva casa en la calle Nixon y según la familia Soto acusando a la familia Ceja de tomando lugar con sus carros afrente de su casa y tomando su parqueadero, en donde negó la familia Ceja, y que era mentira.

La familia Ceja acusando a padre de casa Juventino Soto que siempre está acostando a su hija Zulma Ceja desde que estaba en la High School y que el hijo Juventino Jr. la sigue a la escuela y acostándola, diciéndole groserías como “lo que te voy a hacer esta noche” y “me gustaría echándomela” igual palabras de “Que cuerpo tienes mamacita” donde Zulma Ceja reporto al Jr. Soto a la escuela y a la policía, pero nunca hicieron nada y estaban preocupada de su seguridad. Juventino Sr y Jr. negaron las acusaciones de los Sotos.

Llamadas a la Policía de Pasco

Mucha de las acusaciones de parte de los Sotos nunca encontraba evidencia los policías, como una vez Imelda Quezada Soto la madre de la familia llamo a la policía que los niños de los vecinos estaban destruyendo su carro estacionado en la calle y que ella tenía un video. Cuando llego la policía de Pasco le pidieron el video a Imelda Soto y solo vieron en el video que los niños estaban quemando cuetes en la calle y no vieron la acusación departe de Imelda Soto. La policía les pidió que los niños se movieran de afrente de la casa de los Sotos para evitar problemas, pero que los niños no habían casado ningún daño.

En una entrevista con la Policía de Pasco compartieron con el periódico La Voz llamadas a 911 de parte de la calle Nixon en total desde 2010 9 páginas y un total de 435 llamadas entre las dos familias y vecinos llamando la policía por acusaciones de acostó, alta música, mucho ruido, falso reportes y otros más y durante la entre vista investigo el periódico La Voz entre las 2 familias 20 arrestos por Juventino Sr, Juventino Jr. hasta la dama de casa Imelda con 3 arrestos y con la familia Ceja con ningún arresto, el Sargento Pruneda dijo; ‘de toda las llamadas a la policía que las evidencia y reportes nunca encontraron a la familia Ceja siendo los culpables de toda las acusaciones de parte de la familia Soto.

La familia Soto no solo acostaban a la familia Ceja en la calle Nixon, pero también afuera del vecindario como en lugares públicos. En dos ocasiones en el Wildhorse Casino localizado en Pendleton, Oregón la pareja Ceja fueron al Casino para un día de descanso y encontraron a otros de la familia disfrutando el día cuando los Sotos encontraron a Alma Ceja sola en el Casino y empezaron acostándola, después llego la seguridad y fue arrestado el hijo Juventino Soto Jr. En otra ocasión la pareja Ceja estaban en el Casino otro día y Eutiguio acompaño a su esposa Alma Ceja al baño e esperando a su esposa afuera del baño cuando Juventino Sr. y Jr. encontraron a Eutiguio afuera del baño parado solo y empezaron acostar a Eutiguie Ceja y llego la seguridad llego a la defensa de Ceja, donde fue arrestado Jr, por la razón que estaba quebrando un orden de restricción.

Testimonios de varios vecinos

Jorge Mendoza que vive enseguida y este de la familia Ceja desde que llegaron como vecinos a la calle Nixon dijo; “Yo nunca e tenido ningún problema con la familia Ceja” además no hemos hecho amigos entre las dos familias y son buenos vecinos “Yo quiero decir que cuando mi esposa estaba embarazada hubo un desacuerdo con los Sotos y es cuando Imelda Soto les gritaba a la esposa y familia que ella llamara la inmigración porque era mojados”. También Mendoza dijo; Como me gustaba una solución es este problema con la familia Soto y todos los vecinos.

Varios vecinos hablaron al periódico La Voz y varios dieron testimonios escrito a la Corte Superior del Condado de Franklin en contra de la familia Soto como el vecino Trinidad Vargas acosando a la familia Soto especialmente a Imelda de acostó cada vez que esta caminado en la banqueta de la casa de Soto y cuando está limpiando su yarda es cuando Imelda Soto le grita groserías como, “F_ _ ken Wetback” y que soy “Puto”, F_ _ken mexican y que le va llamar a ICE para repórtalo para sacarlo del país y más que nada que ella tenía la información de él y su familia y que pronto llegara ICE a su casa. Nadie les gusta está afuera de su casa porque están acostados por Imelda y familia Quezada-Soto, dijo Vargas.

Igual otro vecino Gaudencio Armenta dijo en su testimonio a la Corte Superior dijo; “cada vez que paso por la casa de los Sotos “me empiezan gritar groserías y acostándome” igual en lugares públicos como en la estación de gasolina, casino en el mall y tiendas de comidas cuando me enfrento con ellos”, dijo Armenta. También comparto que el visito a la oficina de DSHS donde trabaja Imelda Soto, porque Soto sigue acostando a Armenta que ella tenía la información privado de Armenta y con la información y dirección le llamara a ICE para mándalo a México, gritando le ha Armenta que era “mojado”.

“Aileen” Ceja escribió en una carta el juez que cuando ella tenía 16 años fue testigo que los Quesada -Sotos acostaban a su papa que lo “mataran” y hacerle daño a su cuerpo donde ella estaba asustada por su padre Eutiguio y asustada de salí afuera, preocupada por su vida.

Jorge Mendoza Jiménez, otro vecino de los Ceja/Sotos escribió en su carta al juez que es víctima de acostó de parte de Juventino Sr y Jr. junto con Imelda Quesada Soto. Viviendo en su casa desde 1999 y cuando llegó la familia Soto en 2004 empezó los problemas con mi familia. Muchos problemas con los Sotos, pero más que nada con Imelda Soto, en una ocasión Jorge dijo’ Yo estaba cambiando mi aceite de mu camioneta cuando Imelda Soto paso en su carro y le grito a mi esposa “FAT COW” por ninguna razón y hizo sentir a mi hija de 8 años que estaba en peligro, después llamo a la policía y fue arrestada Imelda por acostando a mi familia escribió Jiménez en su carta al juez.

Otra vecina por nombre Caritina García, escribió en su carta al juez defendiendo a Eutiguio Ceja en una corte donde Imelda Soto estaba pidiendo una Orden de Restricción en contra de Ceja diciendo;” Yo soy una persona de 65 años y con mi edad no puedo defenderme muy bien y tengo miedo de Imelda Soto” y soy testigo que Imelda Quesada le grita groserías a Ceja y su familia y que siempre está usando palabras racistas en contra de todos los vecinos incluyendo a mí; dijo García. Imelda Soto dice que en su trabajo tiene toda la información privado de cada vecino que ellos son Ilegales o Mojados y que le va a llamar a la inmigración para sacarlos a todos del país.

Eutiguio Ceja dice que Imelda Soto y Juventino Sr. lo molestaban en su trabajo de construcción donde trabaja con insolación llamándole a los jefes de trabajo que Ceja mentía en su tarjeta de trabajo y que estaba en casa y no trabajando y cobrando la compañía. La jefa del trabajo Tawnya Knudson una americana escribió en su testimonió en una carta al juez que no era cierto de las acusaciones de Ceja y que llamaron más de una vez poniendo mal a Ceja, pero sabían que solo eran acusaciones en contra de Ceja.

Servicio de consejeros a las Hijas Cejas

En final de todo de esto en una carta escrita por Alma Virgen Ceja al juez diciendo que está preocupada por su esposo, hijo e hijas y hasta tenía que tomar ayuda profesional mental especialmente para sus hijas porque estaban viviendo en miedo de lo que puede pasar con su familia. Alma, visito al trabajo de DSHS donde trabajaba Imelda Soto no para pedir que la despendieran o casarle problemas pero que ella quería saber que si era cierto que Imelda Soto podría usar la información privado de la familia Ceja para llamarle la Inmigración. Igual escribió que ella tenía evidencia que Imelda Soto le había dicho a la policía que ella trabajaba con el Estado de Washington y su posición e información que tenía, ella podría usar la información para llamar a la inmigración, Imelda Soto no sabe nada de la documentación de la familia Ceja y siempre les gritan que son “mojados” y que todos los demás vecinos también son “mojados”.

Un documento escrito por Teresa Avalos, Ed.M.  Consejera y Licenciada de Salud Mental y Oficina de “The Chaplaincy” dijo por medio de una carta entregado al periódico La Voz, “que tomo una visita con Aileen y Zulma Ceja y que las 2 hijas necesitaban una consejera profesional porque vivían en miedo y con mucho stress y preocupadas por sus vidas del acostó de Imelda, Juventino padre y Juventino Jr. Igual que las 2 hijas viven en peligro de la familia Soto y no podrían dormir de noche.

Orden de Restricciones

En una ocasión Imelda Quesada Soto fue a la Corte Superior del Condado de Franklin para pedir un orden de restricción en contra de la familia Ceja especialmente el vecino Eutiguio Ceja, pero con toda las cartas y testigos de parte de la familia Ceja defendiesen en la Corte, el juez negó el orden de restricciones a la vecina Imelda Soto por falta de evidencia de sus acusaciones en contra de la familia Ceja.

En el año 2007 del mes de agosto, Zulma Ceja hija de Eutiguio y Alma Ceja fue a la Corte Suprema del Condado de Franklin y le pidió al juez un Orden de Restricción en contra de Juventino Sr, Juventino Jr. pero más le pidió al juez la protección en contra, Imelda Quesada Soto, porque la tenía miedo.

Escrito en el documento de corte dio testimonio Zulma; “que ella y su amiga Amanda Mascorro estaban caminado y que llegaron Juventino Soto y su madre Imelda y Jr. se salió de su carro y gritando groserías y las acostó con una “Manopla” o más conocidos como “Nudillos de Bronce”, siguió diciendo que Imelda la acostó con palabras “groserías” y después los Sotos manejaron con a su casa y Zulma y su amiga asustadas llegaron a la casa de los Cejas y le llamaron a la Policía de Pasco, pero fueron afrentadas por la hija Breda Soto donde también les grito palabras groserías y antes que entraron a la casa de Ceja, salió de casa Juventino Soto y acostó su hermanito, gritándole y diciendo en Ingles “Your gonna get blasted, with a gun”. Igual en la misma petición a la Corte, Zulma escribió que Imelda Quesada-Soto la estaba achechando le cuando trabajaba en “la pulga” de Pasco pasando por su trabajo gritando y diciendo groserías y en otra ocasión Zulma estaba caminado a la escuela y Imelda le sigue haciendo preguntas de su familia asustándola. La Corte Superior del Condado de Franklin le firmo la petición de Orden de Restricción a Zulma Ceja en contra de la familia Soto donde tenía de dejar a Zulma en paz en la dirección de casa de la familia Ceja, la escuela de la Pasco High School, el trabajo de Zulma y en lugares públicos. La familia Soto negaron todas las acusaciones de parte de Zulma Ceja, pero el juez tomo las acusaciones de Zulma Ceja serias y que fueron cierto y le firmo el Orden de Restricción.

Videos en el Facebook

En un video en la página de Facebook se muestra donde Juventino Sr. Soto fue captado por la cámara de la familia Ceja cuando un niño dejo su bicicleta en la banqueta afrente de la casa de los Sotos y en el video Juventino Sr estaba pisando con golpes a la bicicleta del niño, dañando la bicicleta del niño.

En otro video la página de Facebook de Zulma Ceja y de su padre Eutiguio Ceja puede en contra videos de evidencia de las acciones de parte de la familia Soto y los vecinos. El 4tro de julio la familia Soto reportaron al periódico La Voz que estaban con toda la familia disfrutando una carne asada en su propia yarda celebrando día Independencia de los Estados Unidos cuando vecinos llegaron gritando groserías a la familia Soto y en el video hay evidencia que es cierto departe de la familia Soto que estaban en su propia yarda y los vecinos gritando afrente de la casa de los Sotos. Esto si fue cierto que la familia Soto estaban en su propia yarda, pero lo que compartieron que fue que empezó que los vecinos llegaron a la casa de Sotos y llego a una gritada de parte de los dos lados y donde la policía fue llamado a la calle Nixon una vez más y comparto el reporte o documento del reporte que la familia Soto empezaron a gritar a los niños de varios vecinos que pasaban por la casa de la familia en la banqueta. Zulma Ceja hija, escribe en el video:

“Muchos de ustedes no lo saben, pero en mi vecindario hay una familia racista. Que acosará a todos los vecinos, visitantes y niños pequeños. Dicen no son mexicanos porque son de Texas y el 4 de julio decidieron empezar a gritar a los niños pequeños mientras jugaban en la calle. Decir que no pueden jugar en la calle porque eran mexicanos y se volverán a su casa gritando a los niños pequeños. Como comunidad estamos cansados de sufrir de llamadas de nombre y asaltos raciales que hacen todos los días. Todas las personas en el video viven en el vecindario y están cansados de su comportamiento. Hemos estado molestados con esto durante años y como se puede ver al final del video la policía no hacen nada al respecto. Ni siquiera podemos disfrutar de nuestros patios porque continuamente nos llamarán nombres y nos molestan sin razón. ¡Esto tiene que parar!️

Se puede comunicar con el reportero David Cortinas por correo electrónico: lavoz@bmi.net o por teléfono de oficina: (509)545-3055
David Cortinas
lavoz@bmi.net

Avatar
Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 25th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301