Frontera para el Abandono

Muchos ancianos de México son cruzados a Estados Unidos y dejados aquí a su suerte

Escrito el 21 Oct 2009
Comment: Off
MEXICO - n ancianos mexicanos abandonados al cruzar la frontera en parques públicos, supermercados y hospitales sin que nadie reclame por ellos. Muchos suplican "regresar a casa". En lo que va del año, al menos dos casos por mes se han presentado en la franja fronteriza de Calexico con Mexicali, indicó Brenda Pebley, titular del programa de protección de adultos en el condado del Valle Imperial.

"Asumimos que los familiares los traen hasta aquí y los dejan abandonados porque piensan que podremos cuidar mejor de ellos o que tendrán mejores condiciones de vida que en México" considera Pebley. La crisis económica y la desesperación financiera de las familias podrían ser parte de los factores por los que este fenómeno ha comenzado a presentarse, dijo la experta.

Los ancianos hallados tras haber sido cruzados de este lado de la frontera carecen de documentación que los identifique, desconocen el idioma y, en la mayoría de los casos, presentan síntomas de demencia senil o desvarío. "Sabemos que son migrantes, pero es imposible buscar una repatriación por que no existen documentos que demuestren que son mexicanos o forma de localizar a sus familiares" afirmó Pebley. El Valle Imperial, uno de los condados más azotados por la crisis económica donde la tasa de desempleo supera el 23%, carece de centros de albergues para sexagenarios o programas de transportación para que las personas mayores obtengan atención médica, por lo que en la mayoría de los casos los ancianos son destinados a casas de asistencia para desamparados. "Somos uno de los condados con menos recursos para la protección de los ancianos. Nuestros fondos son muy limitados y estos casos agobian más el presupuesto", dijo Pebley.

Los incidentes de abandono y abuso de personas mayores suman en promedio 63 casos por mes, de los cuales 52 terminan bajo investigación judicial, cifra tres veces mayor que la de hace dos años, según datos estadísticos del Departamento de Servicios Sociales del Valle Imperial.

Otras regiones fronterizas como San Diego, también cuentan con una alta población de ancianos inmigrantes que se ven orillados a vivir en la calle, a expensas de ataques y abuso. Anastasio Irigoyen, de 71 años de edad, y otros dos ancianos fueron brutalmente golpeados en la cabeza y acuchillados sin merced por un grupo de bandoleros.

Alrededor de 100 mil personas de edad avanzada emigran cada año a EEUU cada año, indican cifras del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (CIS).

Un análisis de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) apunta que hasta el 2007 existían en este país más de 620,000 ancianos provenientes de México, la tasa más alta entre los grupos étnicos.

Avatar
Acerca del Autor