Fumar provoca depresión

Estudios han descubierto que en los fumadores se reduce el nivel cerebral de serotonina, lo cual podría afectar su estado de ánimo

Escrito el 21 Jul 2008
Comment: Off
Desde hace años, los científicos estudian los males derivados de la nicotina y han realizado investigaciones para comprender la relación del cigarro con la depresión, un mal que aumenta cada día.

Estos estudios han descubierto que los fumadores pueden sufrir la disminución de los niveles cerebrales de serotonina, la sustancia química reguladora de las emociones, que también se reduce en las personas con depresión.

Al mismo tiempo, han encontrado que en la tendencia natural a sufrir depresión, existe una mayor predisposición a fumar. Los efectos euforizantes de la nicotina del cigarro incitan a las personas depresivas a consumirlo.

La nicotina, una alegría efímera

El cigarro tiene consecuencias que afectan a tu salud, no sólo física, sino también mental como la depresión. La relación entre el tabaquismo y algunos trastornos emocionales son cada día más evidentes en las sociedades occidentales.

Según estudios realizados, la probabilidad de sufrir depresión aumenta según el número de cigarros que se consumen al día. Además, la automedicación de la depresión también podría contribuir a la propensión al tabaquismo.

Fumar afecta tu ánimo

Estudios realizados recientemente dieron un seguimiento durante seis años a 8,500 universitarios y se tomaron en cuenta su salud física, el ejercicio y las circunstancias que les provocaban estrés. Se evaluó la presencia de depresión con un diagnóstico médico y se relacionó con el consumo de cigarro. El trabajo llevó a la conclusión de que fumar podría contribuir directamente en desarrollar trastornos del estado de ánimo.

Si te afecta demasiado el estrés o tienes tendencia a la depresión, te es mucho más fácil engancharte al cigarro, con consecuencias dañinas para tu salud. Acude a un médico especialista para someterte a un tratamiento que te aleje para siempre del pésimo hábito de fumar.

Fumar ya no es un placer

Se ha vuelto uno de los vicios más prohibidos y peor vistos en la sociedad. Ya no puedes fumarte un cigarro para sentir el placer de la nicotina atravesando tus pulmones, pues cada día se descubren más daños generados por el cigarro.

Se acabaron las películas en las que fumar era de mujeres fatales. Ahora las heroínas más admiradas no fuman y además tienen una complexión atlética. Ser fumador es ser un enfermo en potencia y además un agresor de la salud de los demás.

Fumar se ha convertido en la actualidad en un acto casi ilegal. Muchos fumadores han aumentado el número de cigarros al día, pero muchos otros han decidido abandonar el cigarro para siempre.

Acerca del Autor