Gánate a su suegra con estos consejos

Escrito el 23 Apr 2008
Comment: Off
Conquistar el corazón de tu

suegra no es tan difícil

como imaginas



Acéptalo: competir con su madre es una misión imposible. No importa cuánto te ame tu pareja, antes que tú siempre estuvo ella: tu suegra. Así es que si las cosas no son tan sencillas entre la progenitora de tu amorcito y tú, es mejor que tomes la situación de manera deportiva. Pero no tires la toalla aún. Si sigues algunos consejos prácticos, ganarte su corazón no será imposible.

¿Tu suegra acabó con tu relación? Encuentra otra pareja aquí.

De suegras y brujas

Lo primero que debes preguntarte, según la psicoterapeuta del Instituto Alquimia de Psicología, Alicia Fernández Maldonado, es cómo es tu suegra y cuál es la relación que lleva con tu pareja.

Hay suegras y suegras. Si no se trata de una suegra con una personalidad patológica, entonces todo es más sencillo.

Sin embargo, como te advierte Fernández, si se trata de una persona sumamente posesiva, que se inmiscuye en la relación de sus hijos, lo que ahí hace falta es que tengas una seria conversación con tu pareja. Nadie mejor que él o ella para poner los puntos sobre las íes y terminar con una situación que a corto o largo plazo va a minar tu relación.

Si no es así, tu punto de partida es mucho más fácil. En ese caso, debes comprender que lo único que desea tu suegra es que sus hijos estén contentos. Y claro, nadie mejor que tú para demostrarle que eres capaz de conseguirlo.

Debes esforzarte para que se convenza que su hijo(a) es feliz contigo e intentar llevar con ella una relación cordial y amistosa, fruto de una permanente comunicación y expresiones de afecto. "Ese es el principio de cualquier estrategia de conquista", agrega la psicoterapeuta.¿Quieres saber cuáles son los puntos tácticos para lograrlo? Sigue y verás.

Haz que tu pareja sea cómplice en tu plan de conquista. Pídele que deje el rol de mensajero y más bien promueva que tu suegra sienta la necesidad de hablar contigo directamente.

Mostrar la personalidad de forma natural. No porque quieras agradar a tu madre política tienes que asumir actitudes postizas que a la postre transmiten una imagen de falsedad.

Acerca del Autor