Ganó en el último segundo

GUADALAJARA - En una noche inspirada de Andrés Guardado, Rojinegros del Atlas derrotó 2-0 a un América inoperante, en juego que se celebró en el Estadio Jalisco, correspondiente a la fecha tres del Torneo Apertura 2006. Guardado fue el verdugo de Aguilas al anotar los tantos del triunfo con dos impresionantes disparos de fuera del área, a los minutos 25 y 32. Además, el técnico argentino Ruben Omar Romano terminó con una racha de 12 partidos sin poder derrotar al América, ya que la única ocasión en que había podido hacerlo fue en el Verano 2000, cuando dirigía a Celaya

América no podía enfrentar en peor momento a un Atlas que ha tenido un buen inicio y que durante los primeros 45 minutos tuvo en Guardado a un hombre inspirado, quien con dos "zapatazos" le cortó de tajo las alas a unas Aguilas que nuevamente se mostraron carentes de un hombre en medio campo que distribuyera el juego.

Desde el inicio, con movilidad, dinámica y un mejor trabajo en el "ombligo de la cancha", los Rojinegros se adueñaron de las acciones, su llave de acceso fue la banda de la izquierda con Juan Carlos Valenzuela, que se combinaba muy bien con Guardado.

El primer aviso sobre la meta capitalina se dio al minuto ocho cuando Carlos Balcázar, en los línderos del área, prendió un disparo que obligó a Guillermo Ochoa a estirarse cuan largo es para enviar a tiro de esquina con un manotazo.

Si el panorama era difícil para los pupilos de Luis Fernando Tena, se complicó al quedarse en inferioridad numérica luego que Alejandro Argüello se hizo expulsar de manera tonta, infantil e irresponsable al minuto 15.

Esta situación obligó a que el técnico americanista tratara de ajustar con el ingreso de Ignacio Torres en el medio campo y la salida del argentino Claudio López, cambio que provocó que el paraguayo Salvador Cabañas quedara muy solo al frente.

A partir de este momento comenzó el "show" de Guardado, quien con ésto festejó que este domingo cumple un año de haber hecho su debut en Primera División, y con dos tiros de zurda muy parecidos adelantó en la pizarra a su equipo.

El primero de ellos al minuto 25, al tomar un rebote en las afueras del área y prender un "fogonazo", que pese a que Ochoa alcanzó a tocar no pudo evitar que se introdujera en el ángulo superior derecho.

Siete minutos después, el mundialista en Alemania 2006 tomó un balón veinte metros fuera del área grande, desde ahí no dudó y sacó un "rayo" que cimbró las redes ante el inútil vuelo de Ochoa, que sólo hizo más espectacular la jugada.

Avatar
Acerca del Autor