Gobernador de Oaxaca pide que renuncie el ministro del Interior

MEXICO - Si el secretario de Gobernación (Interior) de México, Carlos Abascal, no puede solucionar el conflicto que vive el estado de Oaxaca (sur) debe renunciar al cargo, consideró el miércoles el gobernador de esa entidad, Ulises Ruiz.

"Se tiene que aplicar la ley y se tiene que actuar sin temor, por eso digo que si no se cumple con la función para la que fue designado lo que (Abascal) tiene que hacer es abrirse, renunciar y dar paso a un funcionario que sí cumpla", apuntó Ruiz en una conversación con la emisora W Radio.

Esto "aplica para Abascal", agregó Ruiz, tras reiterar que él está al frente del gobierno en Oaxaca como gobernador "electo por la mayoría" de los ciudadanos, en referencia a que el secretario de Gobernación es un funcionario designado por el presidente del país.

"Yo estoy cumpliendo con mis funciones, yo estoy gobernando y están funcionando los tres poderes del estado, y yo estoy mostrando toda la disposición con grupos minoritarios que no son la representación del pueblo de Oaxaca, que yo respeto, y les estoy proponiendo acuerdos", comentó el gobernador.

Ulises Ruiz reaccionó así ante unas palabras del ministro del Interior que el martes aseveró que la solución del conflicto en ese distrito sólo tiene dos opciones: que el gobernador logre "un pacto que demuestre que hay gobernabilidad en la entidad o pedir licencia para dejar su cargo".

El conflicto en ese estado del sur mexicano se inició hace más de cinco meses con un paro de maestros a los que se unió con posterioridad la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO, izquierda), colectivo que pide la renuncia del gobernador y otros funcionarios locales.

Los docentes regresaron a clases parcialmente la semana pasada, en tanto que la APPO, que mantenía decenas de barricadas en la capital del estado, permanece atrincherada en las instalaciones de la universidad local, tras la intervención de la Policía Federal Preventiva (PFP) hace 10 días. El gobierno federal envió unos 4.500 policías pero no pudo tomar el control de la agitada ciudad.

Avatar
Acerca del Autor