Grandes promotores de fondos

El dinero de los inmigrantes ha supuesto 45 mil millones de dólares de ingresos para Latinoamérica y el Caribe en 2004

Los flujos internacionales de dinero ya no son solo potestad de los grandes inversionistas internacionales sino también de modestos inmigrantes que centavo a centavo envían recursos a sus familias. Meseros, tenderos o personal de limpieza que han emigrado a países desarrollados protagonizan este nuevo movimiento que ha supuesto 45 mil millones de dólares de ingresos para Latinoamérica y el Caribe en 2004.

Remesas, un buen negocio

"Las remesas son ampliamente reconocidas como indispensables para la supervivencia de millones de familias y el bienestar de muchas economías nacionales en Latinoamérica y El Caribe", señaló el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN).

El año pasado los inmigrantes latinoamericanos remitieron más de 45 mil millones de dólares a la región, que se transformó en la mayor receptora de remesas del mundo.

La cifra supera la ayuda oficial al desarrollo y, en algunos años, ha sobrepasado incluso a la inversión extranjera directa, que en 2004 ascendió a 56,400 millones en Latinoamérica, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Estados Unidos es el principal emisor, con dos tercios del total, aunque también llegan al subcontinente recursos enviados por trabajadores latinos desde países europeos y desde Japón.

Tras los atentados del 11 de septiembre, muchos inmigrantes han decidido viajar a otros países europeos, dijeron fuentes del FOMIN.

Las llamadas remesas mueven flujos millonarios en el mundo cada año. Asia las conoce desde hace décadas y en Latinoamérica están en pleno "boom".

Avatar
Acerca del Autor