Grandes tiendas extinguen a las pequeñas

CIUDAD DE MÉXICO - Víctor Palma lleva 15 años trabajando en la Carnicería La Victoria, en el corazón del Mercado San Lucas de la capital mexicana. El pequeño negocio pertenecía a su abuelo y ahora él intenta mantenerlo a base de esfuerzo, pese a que cada seis meses sus ventas bajan en un 20 por ciento debido a la apertura de grandes supermercados.

Y es que en la actualidad los supermercados -también conocidos como autoservicios- están multiplicándose con gran rapidez en el territorio mexicano.

Desde que aparecieron en la década de los noventa, el sector mayorista y minorista ha sufrido una transformación radical: Los peces gordos se están comiendo a los más chicos y un gran número de negocios detallistas (carnicerías, verdulerías, fruterías, tortillerías y panaderías) se han visto obligados a cerrar sus puertas.

Por cada autoservicio o supermercado que se establece, se ven afectados unos 100 negocios minoristas en un radio de cinco kilómetros, asegura Arturo Monroy, director general de la Asociación Nacional de Abarroteros Mayoristas (ANAM). Poco a poco las tiendas pequeñas se han visto abandonadas por los compradores usuales que ahora prefieren hacer todas sus compras en un solo lugar.

"Las amas de casa ahora van a los grandes almacenes porque además de comprar todo de una sola vez, también tienen más seguridad porque son lugares muy cuidados", comentó Palma.

Estos pequeños negocios muchas veces se ven forzados a cerrar, pues la ciudadanía prefiere realizar sus compras en autoservicios como Wal-Mart o tiendas que ofrecen descuentos a cambio de una membresía como Sam's Club, explicó Monroy. "Esto afecta directamente a los negocios mayoristas y desencadena un círculo vicioso de costos elevados", comentó el ejecutivo.

Hace cinco años, la presencia del canal mayorista era del 54 por ciento contra el de autoservicio que era del 46 por ciento, según Monroy. En la actualidad, esas cifras se han invertido, y el canal de autoservicio posee el 54 por ciento de presencia en el mercado.

Este constante avance ha llevado a las estadísticas a esperar que en 10 años, los negocios detallistas pudieran desaparecer por completo del mercado mexicano. La ANAM, entidad que lleva 10 años tratando de impulsar el comercio mayorista y minorista para que estén a la altura de competición de los grandes autoservicios, ha estado planeando un proyecto nacional de capacitación para el negocio detallista que consiste en un entrenamiento sobre la administración adecuada de estas pequeñas empresas.

Monroy comentó que para este proyecto cuentan con el apoyo de los 120 socios de la entidad que actualmente conforman el 70 por ciento del sector mayorista en México.

Avatar
Acerca del Autor