Granjeros fronterizos obtienen radio

"Con que llames a la ambulancia una sola vez, el programa ya habrá sido un éxito", dijo Robert Boatright, un agente de la Patrulla Fronteriza en El Paso.

COLUMBUS, Nuevo México - La granja de trigo y pimientos de Kirk Zachech está en la encrucijada del desierto. Al norte pasa una carretera asfaltada llena de baches más conocida como la Autopista 9. Al sur se extienden México y el vasto territorio desértico de Chihuahua. Casi todos los días, Zachek ve a inmigrantes ilegales atravesando su territorio hacia alguna parte de Estados Unidos. ¿Reportarlos a las autoridades? Imposible, señala.

Los teléfonos celulares no funcionan en este lugar remoto, mientras que un teléfono regular está casi a una hora de su hogar. Y no siempre funciona.

"A veces funciona, y a veces no", dijo Zachek.

Otro problema: inclusive si lograra comunicarse con algún agente de la policía, éstos seguramente no estarían muy cerca de su propiedad de más de 2 mil hectáreas.

Ante la evidente frustración de estos propietarios, las autoridades estatales y federales les están entregando transmisores-receptores portátiles para establecer un canal de contacto directo con la policía.

Este contacto permitirá a los residentes de zonas aisladas buscar ayuda de forma más fácil en caso de emergencia, o para reportar actividad ilegal.

"Con que llames a la ambulancia una sola vez, el programa ya habrá sido un éxito", dijo Robert Boatright, un agente de la Patrulla Fronteriza en El Paso.

Si los granjeros se sienten cómodos reportando delitos, los programas como el de los vigilantes voluntarios (como el proyecto Minuteman) quedarían obsoletos,dijo Boatright.

Avatar
Acerca del Autor