Greyhound no vende boletos a ilegales

Y amenaza a sus empleados con despidos.

DALLAS - Greyhound Lines Inc., la mayor empresa de autobuses en Estados Unidos, amenazó con despedir a empleados que vendan boletos a inmigrantes ilegales, según un reglamento interno que organizaciones activistas hispanas califican como una invitación a la categorización racial.

El reglamento advierte a los empleados de Greyhound que estén vigilantes sobre grupos numerosos de personas, que se muevan en fila y que lleven escaso o ningún equipaje.

Señala que otros indicios incluyen que las personas intentan esconderse o grupos grandes dirigidos por un "guía" que porta los boletos de todos.

Greyhound también dice que los traficantes de inmigrantes se delatan cuando llaman a los terminales preguntando si autoridades migratorias están presentes, y cuando compran grandes cantidades de boletos para otras personas y emplean frases como: "Estos tipos acaban de cruzar la frontera", "mi carga" y "tengo que trasladar a mi gente".

El reglamento advierte que el empleado puede resultar despedido y hasta arrestado si no acata las recomendaciones.

Greyhound transportó el año pasado 21.2 millones de pasajeros a más de 2.200 destinos, con una flota de 2.700 buses y 9.700 empleados.

Avatar
Acerca del Autor