Guardia Nacional frenó el cruce

Bajó el número de arrestos en Arizona.

La llegada de efectivos de la Guardia Nacional de Estados Unidos a la frontera de Arizona ha ahuyentado a los indocumentados de casi toda la frontera con México al reducir de manera significativa los cruces ilegales, según funcionarios de los dos países.

Autoridades estadounidenses dijeron el lunes que las detenciones en la frontera binacional han disminuido en 21 por ciento a 26.994 en los primeros 10 días de junio, en comparación con las 34.077 del mismo lapso de un año atrás.

En la frontera de Arizona, otrora el lugar con el mayor número de cruces de indocumentados, las detenciones han bajado 23 por ciento, de acuerdo a la Patrulla Fronteriza (Border Patrol) de Estados Unidos. Las abrasadoras temperaturas de esa desértica región en junio inducen cada año una reducción en el número de inmigrantes, pero no tan drástica, dijo Mario Martínez, vocero de la Patrulla Fronteriza en Washington.

Los 55 soldados que llegaron el 3 de junio son los primeros de unos 6 mil que serán gradualmente establecidos en la frontera como parte del plan del presidente George W. Bush para contener la inmigración ilegal hacia Estados Unidos.

Los soldados no tienen permitido arrestar a inmigrantes y sus funciones han sido limitadas a proyectos como levantar vallas y reparar caminos, pero la presencia militar está alejando de la zona a los posibles inmigrantes, dijeron activistas de derechos de los inmigrantes.

Avatar
Acerca del Autor