Hasta que la muerte los separe…

Escrito el 04 Sep 2008
Comment: Off
SAINT JOSEPH, Michigan - Jason y Rachael Storm se casaron en un lugar que para muchos matrimonios infelices podría ser más que simbólico: una casa fúnebre.

La boda se realizó en la firma funeraria Starks and Menchinger Family Funeral Home, porque el novio trabaja allí como director de ceremonias. La cena y el baile también se hicieron en la funeraria.

"Esta sala está generalmente llena de tristeza y silencio, pero hoy está llena de alegría y fiesta", afirmó el ....

La boda se realizó en la firma funeraria Starks and Menchinger Family Funeral Home, porque el novio trabaja allí como director de ceremonias.

La cena y el baile también se hicieron en la funeraria reverendo Greg Prather el sábado, al comienzo de la boda. Jason Storm, de 24 años, no cree que sea muy diferente casarse en una iglesia o en una funeraria. "Yo lo veo de esta forma: Si te casas en una iglesia, ¿cuántos ataúdes crees que han pasado por ese mismo pasillo?", afirmó Storm al diario The Herald Palladium de Saint Joseph. Rachael Storm, también de 24 años, afirmó que el lugar "no me asustó para nada".

"Estoy muy acostumbrada a lo que él hace. Lo que me gusta mucho es ser única", agregó.

No todos los invitados estaban a gusto con la idea.

Rachael Storm dijo que algunos se habían negado a ir al principio, pero la pareja le aseguró a su familia y amigos que no iba a haber ningún cadáver o ataúd en el salón.

Acerca del Autor