Hermiston Celebra Fiesta Patrias Presentando Héctor Montemayor

La asociación de Comerciantes Latinos Presenta Las Fiestas Patrias y Héctor Montemayor Domingo 13 de septiembre en el estacionamiento de Mercado Gavilanes, Habrá piñatas para los niños artesanías y muncho mas todo gratis de las 12-8 PM.

Escrito el 10 Sep 2009
Comment: Off
Un Grito desde la Historia


El 15 de septiembre los mexicanos toman las plazas públicas para, entre banderas, cantos y vítores, celebrar el aniversario de su independencia. El tañir de las campanas se mezcla con el olor de los tacos y la música ranchera y se extiende más allá de las fronteras mexicanas, la fiesta es de todos y para todos los que quieran celebrar el orgullo de su raza y nación. El cura Don Miguel Hidalgo y Costilla lanzó al amanecer del 16 de septiembre de 1810 el llamado "Grito de Dolores", que marcó el inicio de la independencia y que actualmente es la mayor expresión del ser mexicano que se desborda en los colores verde, blanco y rojo de la bandera y el aroma recargado de la cocina tradicional.

Los mosaicos de luces con los rostros de los héroes -de Hidalgo, de Ignacio Allende y de Josefa Ortiz de Domínguez-que se colocan en los frentes de los edificios que rodean al Zócalo marcan la llegada de septiembre, el mes de la patria. El ejemplo cunde como el llamado de Hidalgo por toda las ciudades, barrios y casas. Todo México se pinta con los colores de la bandera. Calles, puertas y ventanas adquieren el rostro festivo mientras los niños truenan cohetes por decenas.

La tradición del Grito se remonta a mediados del siglo XIX, apenas nacido el país a la independencia, pero fue el dictador Porfirio Díaz, presidente de México durante 31 años, que sembró la semilla de una fiesta que ha cambiado muy poco en los últimos 100 años.

Díaz adelantó algunas horas el "Grito de Dolores" para que la fiesta coincidiera con su cumpleaños, el 15 de septiembre, y la costumbre se hizo ley hasta consolidar la noche mexicana. Los presidentes de turno le han impuesto a esta fiesta un sello personal, pero el ritual se repite casi sin cambios en todas las plazas públicas, con los gobernadores, alcaldes y hasta líderes reconocidos imitando el gesto de Miguel Hidalgo.

Alrededor de todas las concentraciones se instalan los "changarros" (puestos) que tienen noche libre para vender el pozole, los tamales de chile, verde y rojo, las tostadas, las quesadillas, los dulces regionales, y los modernos "jarritos" de barro, en donde los mexicanos ponen el tequila, la bebida nacional.Las fiestas arrancan el 13 de septiembre, la fecha en que los mexicanos recuerdan a sus "Niños Héroes", los cadetes del Colegio Militar que murieron en la batalla del Castillo de Chapultepec.

La imagen de Juan Escutia lanzándose desde las alturas del castillo envuelto en la bandera para impedir que cayera en manos de los estadounidenses es una de las estampas más nacionalistas del país. A la noche mexicana le sucede la mayor fiesta cívica, el 16 de septiembre, la única fecha en la que el Ejército Mexicano realiza una parada militar con miles de mexicanos de testigos. Los políticos acuden al Monumento a la Independencia, levantado en 1910 en el Paseo de la Reforma. que alberga los restos de los héroes de la Patria, para el acto cívico.

La parada militar es el broche de oro a las festividades de septiembre, un mes en el que se presentan más conmemoraciones mexicanas que en ningún otro del año. La Guerra de la Independencia comenzó en la ciudad mexicana de Dolores, en el estado de Guanajuato, justo con la arenga que lanzó Hidalgo, el padre de la patria y primer líder de la gesta hasta su captura y muerte en julio de 1811.

A Hidalgo le sucedieron los próceres José María Morelos y Pavón, que le dio sentido a la Independencia al promulgar la primera constitución del país, los llamados Sentimientos de la Nación del Congreso de Chilpancingo. El general Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide, un general de las fuerzas españolas que se pasó al lado independentista, y Vicente Guerrero, sellaron el fin de la conflagración con el "Abrazo de Acatempan" el 27 de septiembre de 1821.

Hidalgo, Ignacio Allende, Juan Aldama, Javier Mina y Morelos fueron los héroes de una larga contienda bélica contra los españoles. Todos ellos terminaron decapitados sin ver la tan ansiada liberación del yugo colonial. El Grito de Dolores les rinde homenaje cada año, y es un modo de recordar su entrega a la causa independentista mexicana.

David Cortinas
lavoz@bmi.net

Avatar
Acerca del Autor