Hombre Hispano con Tumor en el estómago no fue Detectado

Por los Doctores de La Clínica de Yakima

Escrito el 02 Apr 2010
Comment: Off
SUNNYSIDE,WA. - Jesús Soto, de 58 años de edad, hispano campesino de Sunnyside, Washington esposo, padre y abuelo se encontraba enfermo con dolores en el estómago y siendo paciente por más de 20 años de Yakima Valley Farm Workers Clinic o en español como la conocen los campesinos “La Clínica de Los Campesinos mexicanos”, llegaba a sus citas y su doctor nunca le dijó que tenía cáncer, sólo le decía que tenía gases en el estómago y le recetaba medicamentos para el dolor.

El paciente continuó con dolores y visitando al médico por una semana completa y el paciente le mostraba una bolita a su Farley, su doctor; pero nunca lo examinó ni le prestó atención a la bolita.

En Octobre 2008, la bolita estaba creciendo más y el Dr.Farley continuaba entregándole recetas para el dolor; el paciente Jesús Soto perdió fe en su doctor y al no aguantar mas el dolor, en febrero se presentó de emergencia en Toppenish, Washington y fue bajo una examinación completa cuando recibió la noticia de los doctores que el estaba enfermo de gravedad, que tenía Cáncer y lo mandaron al hospital de Yakima para una operación urgente.

La noticia no fue bien recibida por Jesús Soto, ni su familia, quienes no se explican cómo su doctor por más de 20 años de la Clinica de Yakima de los campesinos no pudieron encontrar que era lo que tenía y qué era la bolita que crecía a lado de su estómago. Pero la familia dice, según la oficina de los campesinos les informaron que el cupón de medical del gobierno no cubría estos tipos de exámanes y por esta razón, sólo le deban 6 Tylenols para calmar el dolor que tenía el paciente Jesús Soto.

Los doctores del Hospital de Yakima Regional Medical Center y el Dr. Justin Robinson MD, prepararon a su nuevo paciente para la operación y cuando le abrieron el estómago con una incisión de 14 pulgadas, le extirparon el tumor que había crecido en el estómago tanto como el tamaño de un balón de basketball, dijo la familia. El reporte dice, que el tamaño era de 21 x 18 x 13 cm, con un peso 165 gramos. Los doctores terminaron la operación, lavaron su estómago e instestinos y le remitieron para tomar quimioterapia en un Hospital de Seattle. Este fue un reporte de Seattle Cáncer Care Alliance, entregado a su periódico La Voz por parte de la familia Soto.

También el reporte dice; que el paciente Jesús Soto, desde su operación sufría de dolores en la espalda y cuandro hacía ejercicios al caminar se cansaba y tenía que descansar varias veces tan solo al caminar mil pies.

Con los dolores de espalda también escuchaba campanas y diferente sonidos en la cabeza y todo esto depués de la operación razón por la cual fue visitado por 6 diferentes doctors, que son; Albert Brady MD de Yakima, Dr Kathleen Ann Kelly, MD de Seattle, Dr.Mark Farley, MD Toppenish, Dr Mnauel Lozano, MD de Yakima, Dr. Justin Roberson, MD de Yakima, Dr. Amarnath Ramkrishnan, MD de Yakima,WA. Y todos conocieron de la enfermedad que padecía o padece el paciente Jesús Soto.

Jesús Soto padece de alta presión y también tiene problemas de diabetes y no podría seguir con los tratamientos de quimioterapia, por esta razon no podían controlar su problema de diabetes; situación que a Jesús le hacía pensar que pasaría si su vida se terminara; por suerte, los doctores tomaron su tiempo y tras un examen determinaron su cáncer hasta extirparlo de su estómago.

Con lágrimas en los ojos, dice que él y su familia están pensado en demandar a La Clínica de Yakima por su negligencia al no detectar el tumor en su cuerpo y ahora está sufriendo problemas de salud.

En reportes futuros su periódico La Voz estará informando de los salarios que recibien los doctores de La Clínica de Yakima y, por qué el director ejecutivo Carlos Olivares recibe más de $565,000 de salario más bonos que sobrepasan los $620,000. Según reportes del IRS. Igual, le reportamos más acerca de la mesa directiva de donde muchos ya tienen años en la misma mesa y son responsables por las acciones de los doctores y el director ejecutivo.

Su perioódico La Voz tratoó de comunicarse con el director ejecutivo Carlos Olivares, pero sólo nos pasaban a su asistente y, dejamos mensajes, pero no obtuvimos ninguna respuesta del señor Carlos Olivares.

2da parte

El Hombre Hispano con Tumor en el estómago demandará a doctores de La Clinica

SUNNYSIDE,WA. – Una demanda en contra de La Clínica de Los Campesinos presentará Jesús Soto, de 58 años de edad, el hispano, campesino residente de Sunnyside,Washington, iniciará la demanda por medio de un abogado. Jesús Soto, quien es esposo, padre y abuelo, se encontraba enfermo con dolores en el estómago y siendo paciente por más de 20 años de la Yakima Valley Farm Workers Clinic o en español como la conocen los campesinos “La Clínica de Los Campesinos Mexicanos”, llegaba a sus citas y su doctor nunca le diagnosticó que tenía cáncer, sólo de decía que tenía gases en el estómago y le entregaba recetas para controlar el dolor.
Esta situación de continuas dolencias siguió como por una semana completa, mientras tanto, una bolita estaba creciendo a un lado del estómago y le causaba dolores, manifestándolo así al doctor Farley; pero el galeno ignoró las dolencias de su paciente y nunca lo examinó.
La semana pasada el director ejecutivo Carlos Olivares, le entregó un cheque por mil quinientos dólares por los gastos que Jesús Soto había tenido durante las visitas a otros doctores de Seattle, Washington y, le dijo Olivares a Jesús Soto: “Aquí está el cheque que le compromete sólo porque soy buena gente”, y si quierre demandar al doctor hágalo.
La familia Soto, creen que los mil quinientos dólares fueron entregados a su padre sólo para que él no haga ninguna demanda en contra de La Clínica de Yakima y los doctores y que conocen que su padre se pudo haber muerto por la ignorancia de doctores y director ejecutivo Carlos Olivares. Las oficinas y el director Carlos Olivares, le ofrecieron a Jesús Soto, que sería La Clínica la responsable de los gastos de hospitalización durante el tiempo de su enfermedad; pero resulta que los cobros están llegando y él no ha recibido ni un centavo para cancelar la deuda que hoy existe con el Hospital de Yakima por los servicios de operación; al parecer La Clínica y Carlos Olivares, no tienen interés en resolver el problema y mientras los cobros han ido ... a parar a colección, y ante negativa es que Jesús Soto, se ha inclinado por presentar ua demanda en contra de La Clinica.
En Octobre 2008, dice Jesús Soto, la bolita estaba creciendo y el Dr.Farley sólo me entregaba recetas para el dolor, pero como paciente perdí fé en mi doctor y el mes de febrero fui al hospital de emergencia de Toppenish, Washington y bajo una examen completo se me detectó que estaba bien enfermo y que tenía cáncer y determinaron remitirme al hospital de Yakima en donde me efectuaron una operacion de imidiato. La noticia que no fue bien recibida por Jesús Soto y su familia, les hacía preguntarse cómo es posible que tras pasar consultas con un mismo doctor en La Clinica de Yakima, por más de 20 años, nunca pudieron detectar el crecimiento de la bolita y más aún el cáncer que le agoviaba.
La familia dice, que la oficina de La Clínica de los campesinos les informó que el cupón de medical del gobierno no cubría este tipo de exámanes y era por ello que sólo le deban séis Tylenols para calmar el dolor que tenía el paciente Jesús Soto. Los doctores del Hospital de Yakima Regional Medical Center, y el Dr. Justin Robinson MD, lo prepararon para la operación y cuando le hicieron la fisura que alcanzó más de 14 pulgadas, le sacaron un tumor que había crecido al tamaño de un balón de basketball, dijo la familia. El reporte médico dice, que el tamaño era 21 x 18 x 13 cm, con un peso de 165 gramos. Los doctores terminaron la opercación lavando todo el estómago y los intestinos y únicamente le dejaron un pequeño tronquito por donde tenía que recibir quimioterapia en un Hospital de Seattle. Este información es parte de un reporte médico de Seattle Cáncer Care Alliance y que fue entregado a su periódico La Voz, por la familia Soto.
Con lágrimas en los ojos dice que Jesús Soto y su familia, que están pensando demandar a La Clínica de Yakima por su negligencia e incapacidad médica al no detectar el tumor cancerígeno a tiempo y por los problemas de salud de los que ahora está padeciendo.
En el reporte de IRS que entregan los contadores de las oficinas de La Clínica de Yakima a cerca del director ejecutivo Carlos Olivares, se manifiesta que éste recibió más de $562,377 por año entre salario y bonificaciones en el año 2008. No se pudo encontrar cuánto es lo que el Dr. Mark Farley MD, está ganando según el reporte de IRS 990.
La mesa directiva, son responsables por las acciones de los doctores y director ejecutivo, quienes también pueden ser parte en la demanda que entablará el señor Jesús Soto. Los nombres según el reporte de IRS, de la mesa directiva son: Virginia Santillanes, Vice presidenta; Tom Sak, Presidente; Sandra April, Directora; Rosita Castillo, directora; Miguel Esquivel, director; Martin Torres, director; María Guadalupe Pérez, directora; Eliza Cerna, Secretaria; Eduardo Esqueda, director y, Alfredo Aceves, director.
Su periodico La Voz trató de comunicarse con el director ejecutivo Carlos Olivares, pero no obtuvimos ninguna respuestade él. Se pueden comunicar con el reportero David Cortinas al teléfono de oficina 509-543-9932 o por correo electrónico. lavoz@bmi.net también se puede leer este reporte completo en la página electrónica www.lavozhispanicnews.com

David Cortinas
lavoz@bmi.net

Avatar
Acerca del Autor