Huracán Katrina arrasa costa E.U.

BILOXI, MISS. - El paso del huracán Katrina provocó un desastre de grandes proporciones en la costa estadounidense del Golfo de México, donde al menos 50 personas perdieron la vida en Mississippi y los diques de Nueva Orleans no lograron resistir el embate de las fuertes marejadas ciclónicas.

Se prevé que la cifra de muertos aumente mientras los rescatistas luchan con las inundaciones y las montañas de escombros para poder acceder a las áreas devastadas por Katrina.

El martes por la mañana, Katrina había entrado en la región noreste del estado de Mississippi como una tormenta tropical con vientos de 50 millas por hora (80 kilómetros por hora), informó el Centro Nacional de Huracanes.

El peligroso ciclón provocó daños catastróficos a lo largo de la costa mientras azotaba el estado de Louisiana con vientos de 224 kilómetros por hora. Luego arrasó con Mississippi, Alabama y el oeste de Florida.

El feroz ciclón destruyó edificios, vehículos, arrancó árboles e inundó ciudades. Analistas de riesgo estiman que los daños causados por el huracán podrían ascender a 26.000 millones de dólares, el más costoso en la historia estadounidense. En Mississippi, las autoridades dijeron a la prensa que hay al menos unos 50 muertos en ese estado.

El portavoz de la Administración de Emergencias del condado de Harrison, Jim Pollard, declaró al periódico The Clarion Ledger que 30 personas murieron ahogados o aplastados por los escombros en un complejo de apartamentos de Biloxi. La mayoría de las muertes parecen haberse producido por una gigantesca marejada ciclónica que entró hasta 1,5 kilómetros tierra adentro. Otros murieron por la caída de árboles y en accidentes con automóviles.

"El estado sufrió un soplo devastador en la costa," dijo a los periodistas el gobernador de Mississippi, Haley Barbour.

Katrina despertó los recuerdos del huracán Camille, que azotó a la región en 1969 con vientos de más de 320 kilómetros por hora y provocó la muerte de 256 personas.

Antes de golpear la costa estadounidense del Golfo de México, Katrina afectó la semana pasada el sur de la península de Florida, donde siete personas perdieron la vida.

Aún no se han confirmado muertes en Louisiana, pero el alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, dijo que había cuerpos flotando sobre las aguas que cubren la mayor parte de la ciudad. "No tengo ninguna buena noticia que compartir," señaló a la cadena de televisión WWL.

"La ciudad de Nueva Orleans se encuentra en un estado de desvastación. Probablemente, tenemos el 80 por ciento de nuestra ciudad bajo el agua, con algunas partes donde el agua alcanza los seis metros. Todavía hay muchos residentes en los techos (...) Ambos aeropuertos están bajo el agua," agregó.

La mayor parte de Nueva Orleans se encuentra bajo el nivel del mar y un sistema de diques la protege del río Mississippi.

Avatar
Acerca del Autor