Iglesias darán santuario a ilegales

LOS ANGELES, California - El encierro en una iglesia de Chicago de la mexicana Elvira Arellano, para evitar ser deportada del país, motivó el resurgimiento del "Movimiento Santuario", que agrupa iglesias de distintos credos para acoger en sus instalaciones a inmigrantes indocumentados en Estados Unidos que afrontan la expulsión.

Los directivos ultiman los detalles de su anuncio, previsto para finales de mes.

A finales de marzo

Según la reverenda Alexia Salvatierra, directora ejecutiva de "El Nuevo Movimiento Santuario", la organización la integran entidades religiosas que trabajan unidas "para responder a la crisis del trabajador pobre".

El movimiento, que ha sido promovido por la organización de Los Ángeles Clérigos y Laicos Unidos por la Justicia Económica (CLUE por sus siglas en inglés), empezará a trabajar a finales de mes.

Salvatierra, que es ministro de la iglesia evangélica luterana, explicó que las metas que busca esta coalición son proteger a los trabajadores y sus familias de una deportación injusta.

Hospitalidad y protección Señaló además que el movimiento también tiene el propósito de cambiar el debate público, despertar la imaginación moral del país y mostrar a los trabajadores inmigrantes y sus familias como hijos de Dios.

Una declaración estratégica de "El Nuevo Movimiento Santuario" señala que la organización dispondrá las congregaciones "para ofrecer hospitalidad y protección a un limitado número de familias inmigrantes cuyos casos legales claramente revelen contradicciones e injusticia moral de nuestro actual sistema de inmigración".

La portavoz de la archidiócesis católica de Los Ángeles, Carolina Guevara, explicó que cada parroquia decide si participa o no en este movimiento según los recursos de los que disponga para proveer estos servicios.

Avatar
Acerca del Autor