Incrementan producción de maíz

Ante la alza del precio de las tortillas

Los campesinos mexicanos, que plantan actualmente maíz en 8.5 millones de hectáreas, se proponen ampliar los cultivos en 1.5 millones tan sólo este año. Quieren también que el gobierno financie la irrigación de otras

800 mil hectáreas, dijo Carlos Salazar, de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM).


CIUDAD SERDAN, México - Rogelio Zacaula arranca una mazorca de maíz de su cultivo como para encontrar el oro que, según una leyenda, está enterrado en las laderas que rodean el Pico de Orizaba, un volcán cercano.

Los precios internacionales del maíz, impulsados por la boyante industria del etanol en Estados Unidos, han alcanzado su mayor nivel en una década, por lo que agricultores como Zacaula sienten como si se hubieran ganado la lotería.

"Nunca había visto precios así", dice Zacaula, de 66 años, quien siembra maíz desde que era un niño. "Sufrimos por muchos años, en los que nadie quería comprar nuestras cosechas, hasta ahora".

El precio del maíz podría subir más en los próximos años, de acuerdo con Keith Collins, jefe de economistas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Actualmente hay 111 "biorrefinerías" de etanol en operación dentro de Estados Unidos y se construyen 78 más, de acuerdo con la Asociación de Combustibles Renovables, un grupo de industriales del ramo.

Collins pronostica que los agricultores estadounidenses necesitarán sembrar 36 millones de hectáreas de maíz para el 2010, casi 4 millones más que en la actualidad, para satisfacer la demanda de la industria del etanol en el país, la cual crece aceleradamente. Eso significa que los mercados mundiales tendrán que recurrir a regiones productoras de maíz, como América Latina, para atender el abasto si caen las exportaciones estadounidenses.

Los agricultores latinoamericanos se preparan para esa posibilidad llenando sus sembradíos de maíz, luego de varias décadas de penurias para competir con las importaciones del grano estadounidense, más baratas y subsidiadas por Washington. Ahora, los campesinos esperan vender más maíz en el mercado interno, y quizás exportar parte de sus cosechas.

Brasil y Argentina, los mayores exportadores de maíz en América después de Estados Unidos, esperan cosechas cerca de niveles sin precedentes en el 2007. Entre los diez principales exportadores del cereal figura también México, el maíz es endémico de Mesoamérica, y los agricultores en este país elevan rápidamente la producción.

Los campesinos mexicanos, que plantan actualmente maíz en 8.5 millones de hectáreas, se proponen ampliar los cultivos en 1.5 millones tan sólo este año. Quieren también que el gobierno financie la irrigación de otras 800 mil hectáreas, dijo Carlos Salazar, de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM).

"Tal vez el gobierno nos pondrá atención finalmente, ahora que nos hemos puesto guapos", dijo Salazar, en referencia a las ganancias jugosas.

Avatar
Acerca del Autor