Indocumentado, Texano del año’ 2007

DALLAS - Dado que todos en Texas "han sentido la oleada de su presencia", el inmigrante indocumentado fue nombrado "El Texano del Año" por el diario Dallas Morning News.

"Aparentemente no podemos vivir con él y su familia, y si podemos vivir sin él, nadie ha ideado cómo", señaló el texto que anuncia el nombramiento, mismo que fue publicado el sábado en la página de internet del diario.

El rotativo señaló que la inmigración ilegal fue quizás el hecho noticioso más relevante del país y del estado en el 2007.

La población de inmigrantes de Texas se ha incrementado casi 33 por ciento desde el 2000, de acuerdo con un análisis de datos gubernamentales por parte del Centro de Estudios de la Inmigración, con sede en Washington.

En ese periodo, el número de inmigrantes totales que ingresó al país ha superado al que se observó en cualquier época anterior de la historia.

La mitad de los inmigrantes en Texas -aproximadamente 7 por ciento de todos los habitantes- se encuentra aquí en forma ilegal.

"El inmigrante ilegal es el camarero que sirve los margaritas en nuestra mesa dentro de un restaurante, el cocinero que prepara nuestras enchiladas", añadió el texto.

"Trabaja arduamente durante horas en la planta empacadora de carne, obteniendo el ingrediente para nuestros asados (también cosecha la lechuga para nuestras hamburguesas). Construye nuestras casas y poda nuestro césped. Limpia nuestras casas y cuida a nuestros niños", añadió.

El periódico señaló que, para sus defensores, los indocumentados son "personas decentes y trabajadoras que, al igual que muchas generaciones de inmigrantes europeos que les antecedieron, simplemente buscan una vida mejor para sus familias". Pero el diario añadió que para quienes se oponen a la inmigración ilegal, aquellos que llegan a Estados Unidos sin documentos son "esencialmente infractores de la ley, quienes transgreden las fronteras del país. También utilizan escuelas y hospitales financiados con recursos públicos, a los que no tienen derecho, y esperan ser atendidos en una lengua extranjera. Cambian rápidamente los vecindarios, las ciudades y la cultura de Texas, y no siempre para bien. Aquellos que se oponen son tachados de racistas".

Existen grupos que tratan de conciliar a ambas partes. Uno de ellos es Mexicans and Americans Thinking Together ("Mexicanos y Estadounidenses que Piensan Juntos"), una organización que busca mejorar la prosperidad de ambos países y las relaciones entre los dos gobiernos.

Es la quinta vez que el diario elige al "Texano del Año", que puede ser una persona identificada o, como en este caso, algún personaje anónimo o simbólico.

Acerca del Autor