Indocumentados pagan miles de millones en impuestos federales

Pese a las dudas sobre el aporte fiscal de los indocumentados, esta población ha ingresado decenas de miles de millones de dólares a las arcas del tesoro estadounidense a través del pago de sus impuestos federales, según cifras del Servicio de Rentas Internas (IRS).

WASHINGTON- Aunque el IRS no lleva estadísticas con base en el estatus legal de residencia en el país de los contribuyentes, las declaraciones fiscales realizadas con Números de Identificación del Contribuyente de Impuestos (ITIN), que utilizan mayormente indocumentados que no poseen números de seguro social, dan una idea de la contribución de esta población.

Desde 1996, cuando se comenzaron a otorgar estos números, hasta el año 2003 (últimos datos disponibles), la cantidad total de impuestos en declaraciones realizadas con ITIN ascendía a 48,8 mil millones de dólares, según dijo a EFE Irma Treviño, vocera del IRS para la región central de EEUU.

De esa cantidad, sólo 4,4 mil millones de dólares no habían sido pagados hasta 2003, y Treviño indicó que ya ha sido pagada gran parte de la cifra adeudada.

El pago de impuestos de los indocumentados comparado al costo que representan como consumidores de servicios públicos es uno de los temas más polémicos en el debate nacional actual sobre la reforma migratoria.

Varios análisis han intentado determinar esta proporción, debatiéndose entre los que afirman que los indocumentados pagan más al gobierno de lo que gastan, y aquellos que aseguran que representan una carga para el fisco.

En el otro sentido, un análisis, realizado por el Center of Immigration Studies (CIS) indica que los núcleos familiares liderados por "extranjeros ilegales impusieron un costo para el Gobierno federal de más de 26,3 mil millones de dólares, y pagaron sólo 16 mil millones de dólares en impuestos" federales en el 2002.

El análisis concluye que estos núcleos familiares "crearon un déficit fiscal a nivel federal de más de 10.000 millones de dólares" ese año.

CIS reconoce que se trata de un estimado, con un nivel de imprecisión probable de 10 por ciento.

Según Steven A. Camarota, autor del análisis y director de investigaciones de CIS, "la principal razón por la que ellos (los indocumentados) crean un déficit fiscal es su bajo nivel educacional y los bajos ingresos e impuestos como resultado, no su estatus legal o incluso su intenso uso de la mayoría de los servicios sociales".

Efectivamente, todos los trabajadores en EEUU que tienen bajo nivel educacional y como consecuencia bajos ingresos, tienen menores deudas fiscales, pues el compromiso fiscal de cualquier contribuyente está relacionado con su nivel de ingresos.

El estudio afirma que si los indocumentados fueran legalizados representarían una mayor carga fiscal para el gobierno, puesto que tendrían acceso a más servicios públicos.

De ser así, del estudio se desprendería que los indocumentados son, de hecho, más baratos para el gobierno que el resto de los residentes legales de bajos ingresos.

A niveles estatales, los indocumentados pagan los mismos impuestos sobre las ventas y de la propiedad que el resto de los contribuyentes, los últimos directamente por ser propietarios o indirectamente a través de la renta.

Avatar
Acerca del Autor