Inicia análisis de quejas

MÉXICO.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de México, una joven institución con apenas 10 años de vida, inicia este sábado 15 de julio el análisis de más de 360 impugnaciones de la elección presidencial, la mayoría de las cuales fueron presentadas por la coalición Por el Bien de Todos, cuyo candidato Andrés Manuel López Obrador cuestionó los resultados.

El Tribunal tiene ante sí "el que quizá sea el litigio más relevante en su historia: la impugnación de la elección presidencial" del 2 de julio pasado, la más reñida de México, resaltó José Woldenberg, ex presidente del Instituto Federal Electoral (IFE), que organizó los comicios. El tribunal tiene por ley que atender todas las impugnaciones hechas por los partidos, de las cuales unas 220 son de la coalición Por el Bien de Todos de López Obrador, y otras 130 del oficialista Partido Acción Nacional, de Felipe Calderón.

A más tardar el próximo 31 de agosto los magistrados tendrán que responder a las mismas, y antes del 6 de septiembre deberán declarar al presidente electo, si así lo consideran, quien tendría que asumir el cargo el próximo 1 de diciembre. Esas respuestas pueden confirmar "los actos", revocarlos o modificarlos, explicó un vocero del TEPJF.

La confirmación de los hechos significaría ratificar el resultado de las elecciones, que dieron el triunfo al candidato conservador Felipe Calderón, por 0.58 por ciento de diferencia sobre Andrés Manuel López Obrador. Revocarlos podría derivar en el triunfo del candidato de izquierda.

López Obrador ha impugnado unas 50 mil casillas, y ha sugerido que presuntamente les descontaron unos 100 votos en cada una. Finalmente, en el escenario de que los magistrados modifiquen los hechos, cabe la posibilidad del recuento de los votos uno a uno -41.7 millones- o la anulación de la elección, jurídicamente viable, aunque lejana en términos políticos.

Si la elección presidencial es impugnable, es anulable", ha dicho Eloy Fuentes, uno de los magistrados del Tribunal.

El análisis y la interpretación de las leyes electorales entre los magistrados se anuncia compleja. Antes de los comicios, el presidente del Tribunal, Leonel Castillo, dijo que "en la Constitución y en la ley no hay una causa específica de nulidad de la elección".

"Lo que sí está previsto es la nulidad de votación de casillas" (cancelar todos los resultados en una mesa de votación), precisó.

Acerca del Autor

Edición Impresa