Inmigrantes Desempleados en la ‘Cueva del Diablo’

Cinco jornaleros sin empleo de NJ relatan como sobreviven a la intemperie

Escrito el 20 Jan 2009
Comment: Off
PLAINFIELD, NUEVA JERSEY - Desde hace varios meses, un grupo de inmigrantes que perdieron su empleo o no pueden encontrar uno debido a la crisis económica viven a la intemperie, en cuevas improvisadas en Plainfield y North Plainfield.

Las cuevas son un testimonio de la dureza con que la crisis está golpeando a los inmigrantes, especialmente a los jornaleros indocumentados, a los que es más difícil acceder a la ayuda del gobierno, y que quedan literalmente a su merced tras perder sus empleos.

En las ciudades de Plainfield y North Plainfield, en el condado Union, existen tres sitios en los que decenas de inmigrantes desamparados han improvisado sus viviendas.

Cinco de estos inmigrantes, de origen centroamericano y que viven desde hace tres meses en lo que denominan “cuevas”, accedieron a contarle a EL DIARIO/LA PRENSA la historia de cómo perdieron sus trabajos y acabaron en las “cuevas” cuando no pudieron pagar más los cuartos que ocupaban.

Vestido una chaqueta, tres sacos y una gorra para combatir las gélidas temperaturas, Demesio Florez, un salvadoreño de 45 años, explica que trabajaba en una factoría de empaque, llevando “una vida normal”, hasta que lo despidieron en septiembre pasado.

“Entonces mi vida cambió, no pude pagar los $300 mensuales de renta del cuarto y me quedé en la calle”, aseguró. Ahora vive con un grupo de entre 6 y 10 inmigrantes desamparados en un lugar al que han bautizado como “cueva del diablo”. Todos se hallan en su misma situación: desempleados y sin dinero para pagar la renta de un cuarto.

Respecto al nombre, la “Cueva del Diablo”, Florez explica en tono irónico que es “porque los que vivimos aquí le hacemos frente a la vida y no cualquiera lo hace”.

Avatar
Acerca del Autor