Izquierda renueva amenaza de boicot

Tras sabotear a Fox, van por Calderon.López Obrador insiste en que de no hacerse justicia formará un gobierno paralelo en resistencia.

MÉXICO - La izquierda mexicana advirtió que no permitirá "que se concrete el fraude" que asegura se cometió en los comicios del 2 de julio, mientras la justicia inició la cuenta regresiva para declarar la validez del proceso. Por su parte los seguidores de López Obrador manifestaron sus intensiones de boicotear a Felipe Calderon, tal y cómo lo hicieron con Fox, impidiendo que leyera el informe de gobierno en el Palacio Legislativo de la Ciudad de México.

Un día después de boicotear el informe de Gobierno que el presidente Vicente Fox debía leer en el Congreso, los izquierdistas señalaron que impedirán a toda costa la posible proclamación presidencial del conservador Felipe Calderón, para lo que el Tribunal Electoral (TEPJF) tiene plazo hasta el próximo miércoles.

Calderón obtuvo una ventaja de 243, 934 votos más (0.58 puntos porcentuales) sobre el líder izquierda Andrés Manuel López Obrador, quien impugnó los resultados ante el TEPJF, que ya resolvió las quejas y se dispone a declarar la validez de la elección y, de hacerlo, señalar formalmente al presidente electo. López Obrador aseguró que Fox y otros líderes de "la derecha" prepararon el supuesto fraude en su contra, convocó a una "Convención Nacional Democrática" para el 16 de septiembre, Día de la Independencia de México, y expresó su intención de formar un "gobierno paralelo en resistencia", que las autoridades desestiman.

"No permitiremos, de ninguna manera, que se legitime y consume el gran fraude electoral del 2 de julio", dijo hoy Martí Batres, uno de los líderes del Partido de la Revolución Democrática (PRD, izquierda), al que pertenece López Obrador. Batres hizo la aseveración al participar en Ciudad de México en una "asamblea popular" con vistas a la Convención Nacional que se llevará a cabo en la plaza capitalina del Zócalo y a la que López Obrador espera la asistencia de más de un millón de delegados de "todo el país" y que lo proclamen "presidente legítimo". Miles de militantes de izquierda ocupan desde hace tres semanas varias calles capitalinas y la plaza del Zócalo, frente a la cual Fox tiene previsto encabezar la noche del 15 de septiembre la ceremonia del Grito de la Independencia y un desfile militar al día siguiente.

Si el TEPJF declara válidos los comicios, el presidente electo deberá tomar posesión ante el Congreso el próximo 1 de diciembre para un mandato de seis años.

Batres no mencionó detalles de esa "estrategia" para evitar la posible proclamación de Calderón, del Partido Acción Nacional (PAN) al que pertenece Fox, pero se felicitó nuevamente porque legisladores del PRD impidieron el viernes al mandatario leer su último informe de Gobierno ante el Congreso en pleno.

Fox se limitó a presentar su informe por escrito ante los directivos de la Cámara de Diputados, que lo recibieron a la entrada del recinto, y después lo emitió por televisión desde la Residencial Oficial de Los Pinos. Los congresistas sabotearon la lectura del informe al apoderarse del estrado de la Cámara de Diputados, donde Fox debía pronunciar su discurso, con el argumento de que el oficialismo y el Gobierno habían "restringido las garantías constitucionales" al ordenar una fuerte vigilancia militar y policial en las afueras del Congreso.

El jefe de Estado, que hoy repitió el informe en su programa radial sabatino "Fox contigo", acusó al PRD de haber "agraviado" a la "institución presidencial" y al "pueblo mexicano", al impedirle leerlo en el Parlamento.

Fuentes oficiales dijeron que no creen que la acción de los legisladores del PRD haya representado una señal de "ingobernabilidad" y destacaron que Fox cumplió estrictamente con lo que le ordena la Carta Magna de asistir al Congreso y presentar su informe por escrito.

Pero el analista Gabriel Gutiérrez, profesor universitario de Ciencias Políticas, señaló que el acto del viernes supone "un signo de ingobernabilidad en medio de la crisis postelectoral" y sienta "un precedente nefasto que podría salpicar las ceremonias del 15 y el 16 de septiembre y la eventual posesión de Calderón".

Avatar
Acerca del Autor