Justifican Alambrada

SAN DIEGO - La Patrulla Fronteriza terminó de instalar esta semana una alambrada con navajas que corona una cerca en la frontera con México, y señaló que esa táctica ha contribuido a reducir los ataques con piedras e incluso botellas de gas dirigidos a sus agentes.

La alambrada (conocida como concertina), que se extiende en una franja de ocho kilómetros (cinco millas) que separa a San Diego de la ciudad mexicana de Tijuana, recuerda la cerca de una prisión, lo que ha llevado a que varios críticos consideren la táctica agresiva y amenazante a la vista.

“Los efectos han sido fenomenales”, dijo Michael Corley, jefe de la estación de la Patrulla Fronteriza en Imperial Beach, durante una conferencia de prensa después de que una cuadrilla instaló el último tramo de la alambrada.

Sin las navajas que rematan la cerca, los inmigrantes podían saltarla en 15 segundos. Pero ahora se requerirían varios minutos para abrir un hueco en la cerca usando sierras eléctricas, dijo Corley.

La cónsul general de México en San Diego, Remedios Gómez Arnau, dijo que los esfuerzos de las autoridades mexicanas para evitar los ataques contra los agentes fronterizos explicarían la reducción en el número de agresiones, no la filosa alambrada.

Gómez Arnau relató que la Patrulla Fronteriza rechazó su petición de reconsiderar la instalación de la alambrada.

La franja de ocho kilómetros es el único lugar de la frontera entre México y Estados Unidos donde la alambrada de concertina corona la cerca, y no hay planes de utilizarla en otros lugares, dijo Lloyd Easterling, portavoz de la Patrulla Fronteriza.

Acerca del Autor

Leave a Reply

*