¡La Copa llegó a su última cita!

Escrito el 21 Jun 2007
Comment: Off
PORTO ALEGRE, Brasil - Una ventaja de tres goles y la despedida de su genio Juan Román Riquelme endulzan la canasta de Boca Juniors rumbo al partido de este miércoles contra Gremio por el título de la Copa Libertadores.

El club argentino ganó 3-0 el duelo de ida en Buenos Aires, una diferencia que ningún equipo ha desperdiciado en las 47 finales anteriores del torneo continental. Boca intentará alzar el trofeo por sexta ocasión en su historia, y por cuarta vez en los siete últimos años.

El otro ingrediente será la despedida de Riquelme, quien volvió este año al equipo de sus amores en un préstamo del Villarreal de España y que regresará a Europa una vez culmine la Libertadores.

Ultimo partido

"Ante Gremio será mi último partido en Boca", dijo Riquelme en Buenos Aires. "Y no es cuestión de hacer hipótesis", agregó el enlace de 28 años, al referirse a versiones de que Boca podría hacer un supremo esfuerzo económico para retenerlo. Riquelme fue uno de los artífices del subcampeonato de Boca en el torneo de este año, e incluso anotó el primer gol con un magnífico tiro libre en el duelo de día en La Bombonera.

El centrocampista es una especie de imán para los campeonatos, ya que ganó la Libertadores con Boca en el 2000 y 2001 en un equipo dirigido por Carlos Bianchi.

A pesar de la ventaja, los jugadores argentinos no se fían de un rival que se hace fuerte en su estadio Olímpico de Porto Alegre.

"Todavía no hemos ganado nada", advirtió el ariete xeneize Martín Palermo. "Tenemos que tener cuidado y jugar con la misma intensidad que lo hicimos en Buenos Aires".

La defensa de Boca tampoco brinda muchas garantías, y como referencia reciente está el 3-1 que sufrió ante el Deportivo Cúcuta en el duelo de ida por las semifinales. Boca se recuperó y ganó 3-0 en la vuelta.

El técnico boquense Miguel Angel Russo anunció que alineará al mismo plantel que ganó en la ida, con Palermo y Rodrigo Palacio en el ataque, mientras que el entrenador de Gremio Mano Menezes todavía no anuncia su plantel titular.

Russo subrayó que el partido será "una final en la que Boca jugará 90 minutos, confiará en su juego y respetará al rival".

"Todo lo demás corre por otros carriles", agregó Russo, al referirse a comentarios de la dirigencia de Boca en el sentido de que en Porto Alegre le aguarda al plantel y a sus hinchas un clima hostil dentro y fuera de la cancha.

Gremio, en busca de su tercera copa, no ha marcado tres o más goles en ninguno de sus 13 partidos en el torneo.

La desilusión

"El resultado del primer partido nos desilusionó", comentó el capitán de Gremio. Tcheco. "Pero después de volver a ver el partido, pudimos ver que Boca no es tan fuerte como parece. Será difícil, pero no imposible".

Boca ha tenido sus altibajos durante todo el año, aunque encontró su mejor ritmo en la recta final y tuvo diferencia positiva de goles de 10-4 en sus cinco últimos desafíos.

Menezes promete algunas "sorpresas", y la prensa brasileña reportó que podría reemplazar al lateral derecho Patricio con el delantero Amoroso. "Tendremos que ir por ellos desde el inicio", indicó el atacante Carlos Eduardo.

También será la despedida para el volante del Gremio Lucas, que luego se irá al Liverpool inglés. Lucas reemplazará al mediocampista Sandro Goiano, suspendido por una expulsión en el partido de ida.

"Sería perfecto despedirme con el título", dijo Lucas. "Es lo que he estado soñando".

Boca ganó la Libertadores en 1977-78, 2000-01 y 2003, y una sexta corona lo colocaría a uno del equipo más ganador del torneo, Independiente de Argentina. Gremio fue campeón en 1983 y 1995.

Avatar
Acerca del Autor