La División Consume a los Latinos

Expertos señalan que la inmadurez, complejos y falta de colaboración provocan el desmembramiento de los grupos

Escrito el 19 Sep 2009
Comment: Off
Fragmentados por sus ideas, por los intereses personales o económicos, por las envidias y el recelo, por la cerrazón de algunos o la ambición de otros, por la misma naturaleza humana, y por la inmadurez política; muchas organizaciones latinoamericanas de Los Ángeles se han visto debilitadas y algunas metidas hasta en pleitos legales bajo acusaciones de corrupción.

El divisionismo es el panorama que pintan muchas agrupaciones que han destacado más por sus disputas internas que por su trabajo en favor de la comunidad.

Ahí están los diferentes grupos de exbraceros radicados en California que hasta la fecha no han podido cobrar su dinero porque cada quien anda por su lado.

Ahí está el Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM), la organización de mexicanos más grande en Estados Unidos, que se encuentra en medio de una demanda judicial. Ahí está el Comité de Festejos Centroamericanos (COFECA) de la que se acaban de separar 22 asociaciones de guatemaltecos.

Ahí están los diferentes flancos de Hermandad Mexicana que se fragmentó tras la muerte en 2001 de Bert Corona. Ahí están los diferentes grupos que en favor de una reforma migratoria organizan sus marchas por cuenta propia y con su ruta específica.

Y ahí están también los salvadoreños que no se ponen de acuerdo para nombrar a una parte de la ciudad como "La Pequeña Centroamérica".

"Desfortunadamente parece ser una extensión de la situación que se vive en nuestros países", comentó Armando Vázquez, profesor de estudios chicanos en la Universidad Estatal de California en Long Beach.

"No sé si sea un complejo que tengamos, pero lo cierto es que todavía tenemos mucho trecho que recorrer para madurar en torno al liderazgo de nuestras comunidades, hay mucho del síndrome del cangrejo, que en cuanto hay la posibilidad de que alguien vaya a superarse, no falta quien le meta pata o lo jale"

"La envidia y el recelo tiende a ser más fuerte que la unidad", mencionó. "Pero no creo que sea una razón única la causa de esa división, sino varias, que tiene que ver con la mentalidad, con la influencia de grupos, no puedes esperar a que todos estén en una sóla línea, pero sí es preocupante como estos grupos tienden a dividirse".

Avatar
Acerca del Autor