La Increíble Historia de Empleado de McDonald’s Con Síndrome de Down

Que se retira después de 32 años. Es fundamental romper el estereotipo que rodea a las personas con discapacidades intelectuales como el síndrome de Down

Northmead, Sydney - Los hay quien aman y quienes detestan al gigante de la comida chatarra. Ya seas partidario o detractor,  lo que está claro es que McDonald’s, es uno de los lugares  más emblemáticos de la cultura moderna.Desde los años 50 forma parte de la vida de muchos estadounidenses y de personas de todo el mundo. Mientras la cadena de restaurantes ha sido criticada por el papel que ha jugado en la crisis de la obesidad, su popularidad nunca ha disminuido.Parte de la razón de esto es que tiene algo para todos, incluso para los veganos, tan de moda estos días.
Y a diferencia de muchos otros restaurantes de comida rápida, McDonald’s también se ha esforzado por ser un empleador inclusivo. Por ejemplo, Russell O ‘Grady, un hombre con síndrome de Down, que ha superado todos los obstáculos para ofrecer un servicio excelente a los clientes de la hamburguesería durante 32 años.
Estadísticamente, uno de cada 700 bebés tiene síndrome de Down. Hoy en día existe una gran cantidad de apoyo disponible para quienes padecen la condición, que causa deterioro intelectual y anomalías físicas.
Lo triste es que personas como Russell, lamentablemente, tienen una esperanza de vida más corta y un desarrollo intelectual atrofiado.
En un intento por protegerlos de los peligros del mundo, muchos padres de niños con síndrome de Down optan por retirarlos de la educación general y no les permiten ir a trabajar. Este no fue el caso de Russell, por suerte para él.Comenzó su carrera trabajando en Mcdonald’s en 1986, en Northmead, Sydney, y este fue un logro notable dado que las personas con esta condición rara vez trabajan, mucho menos en los años 80.
Sin embargo, Russell demostró que todos los estereotipos sobre personas con síndrome de Down están equivocados, lo que demuestra que las personas con discapacidad pueden hacer una contribución valiosa a la sociedad.
Ahora, a la edad de 50 años, ha decidido retirarse del trabajo es por eso que se celebra su historia.Cuando Russell fue contratado por Northmead McDonald’s, con tan solo 18 años, no tenía experiencia laboral previa y, a pesar de esto y de su condición, la cadena de restaurantes decidió darle una oportunidad y pronto demostró ser un empleado brillante.
Además del trabajo que McDonald’s le encomendó, también se convirtió en una especie de relaciones públicas de la marca, y la gente entraba regularmente al restaurante solo para hablar con él. De hecho, se convirtió en la “persona más conocida de Northmead” y algo así como una celebridad local que atrajo a la gente a su sucursal particular de McDonald’s.
El hombre de 50 años consiguió el trabajo gracias a la ayuda de JobSupport, una plataforma profesional que tiene como objetivo ayudar a las personas con discapacidades intelectuales a incorporarse a la vida laboral.
El padre de Russell posteriormente agradeció a JobSupport por ayudar a su hijo a comenzar su carrera en McDonald’s, lo que aumentó su autoestima y le hizo sentirse importante y de pertenecer a la sociedad.

Avatar
Acerca del Autor
La Voz is celebrating its 23th year anniversary this year. Email: lavoz@bmi.net Phone: (509)545-3055 Mail: P.O.Box 1023 Pasco, WA 99301