La prueba nuclear coreana, un fracaso

PARIS - Más de dos días después de que Corea del Norte anunciara haber estallado una bomba nuclear, los científicos se aproximaban el miércoles a la conclusión de que el ensayo, si fue nuclear, quedó en un fracaso.

Sin embargo, es improbable que un fracaso haga descarrilar el programa nuclear norcoreano e incluso podría ayudar a los investigadores de Pyonyang, advirtieron.

Para confirmar que una explosión es nuclear se necesitan principalmente dos fuentes científicas: la onda expansiva registrada en los detectores sísmicos es la presencia de partículas o gases radiactivos que a menudo escapan en una prueba nuclear subterránea, por herméticamente que esté sellado el túnel.

Pero la explosión norcoreana fue tan débil que la onda sísmica es casi indistinguible del habitual ruido del fondo subterráneo, afirman los expertos.

Esto implica que llevará mucho tiempo, combinando las supercomputadoras y las mentes de eminentes físicos, arrancar cualquier detalle revelador que confirme que la explosión fue nuclear y no, por ejemplo, un montón de TNT que intente engañar a la comunidad internacional.

"Hay que hacer una serie de diferenciaciones" para discriminar una explosión de un ruido subterráneo, afirmó el portavoz de la Comisión Francesa de Energía Atómica, Xavier Clement.

En ausencia, hasta ahora, de una evidencia radiactiva conocida, los científicos destacan la escasa intensidad de la explosión norcoreana.

Sólo Rusia describió la explosión como propiamente nuclear, equivalente a entre cinco y 15 kilotones, mientras que el Instituto Noruego de Sismología Norsar la describió como una "bomba de medio tamaño" de entre uno y 10 kilotones.

Esta intensidad baja es posible con una cabeza nuclear, pero está reservada tradicionalmente a los miembros establecidos del "club nuclear", capaces de miniaturizar la bomba.

"El tamaño más sencillo de fabricar es de 10 a 20 kilotones. Es más difícil fabricar una más pequeña y una más grande", explicó James Acton, de Verctic, organización británica independiente que se ocupa de la verificación de tratados internacionales.

Avatar
Acerca del Autor