La venta de tabaco a menores continúa disminuyendo

OLYMPIA — La venta de tabaco a menores en Washington ha disminuido a más de la mitad desde el 2000, de acuerdo con un reporte nuevo. Noventa y cinco por ciento de los comercios en Washington ahora cumplen con la ley que prohíbe la venta de productos de tabaco a cualquier menor de 18 años. Oficiales explican que esto se debe al cambio de actitud de la gente para proteger a los jóvenes del uso de tabaco, a una mejor educación sobre los requerimientos legales en cuanto a ventas de tabaco, y más cooperación por parte de los establecimientos de ventas a menudeo.

“Me da mucho gusto saber que los establecimientos están trabajando con nosotros y haciendo su parte para ayudar a proteger la salud de los Washingtonianos. Esta es una muy buena noticia para la salud de nuestros niños,” dijo la Gobernadora Chris Gregoire. “Muchos adultos que ahora fuman empezaron a fumar desde muy jóvenes, si nosotros podemos mantener a nuestros niños lejos del tabaco, es mas probable lleguen a ser adultos mas saludables y que no fuman.”

Las autoridades llevan a cabo inspecciones al azar de establecimientos al menudeo y otros comercios para encontrar tiendas que violan la ley al vender cigarrillos, tabaco para mascar, u otro producto de tabaco a menores de edad. Los resultados son publicados cada año en el Reporte Synar. La información mas reciente muestra que la venta de tabaco a menores en Washington disminuyó 5 por ciento en el 2006. Lo mismo significa que el 95 por ciento de las tiendas inspeccionadas se están asegurando vender solo a las personas de 18 años y mayores. Estas cifras son significativamente mas altas comparadas con 1999 cuando solo el 88 por ciento de los establecimientos cumplieron con la ley “Hacerle difícil a los niños obtener tabaco es una de las claves para reducir el índice de jóvenes fumadores,” dijo la Secretaria de Salud Mary Selecky. “Al hacer que los cigarrillos sean más difíciles de obtener, menos niños fumarán, lo que les dará mas oportunidad de tener una vida mas larga y saludable.”

Todos los estados en el país tienen como requisito prohibir a los establecimientos la venta o distribución de productos de tabaco a cualquier menor de 18 años. Esto se lleva a cabo a través de inspecciones al azar, sin previa cita para asegurarse de que se cumpla con la ley. En Washington, las agencias de salud locales y el Liquor Control Board trabajan junto con jóvenes menores de 18 años, quienes realizan las inspecciones visitando los establecimientos e intentando comprar cigarros y otros productos de tabaco. Los oficiales del Liquor Control Board llevan a cabo inspecciones de cumplimiento con la ley en todo el estado como parte del programa de cumplimiento de tabaco de su agencia.

Los oficiales locales y estatales de la salud dan apoyo a los establecimientos y proporcionan información acerca de los requerimientos legales y regulaciones, además de ofrecer entrenamientos para empleados sobre como obedecer la ley. Estas asociaciones con establecimientos en todo el estado, junto con el cambio de actitudes para proteger a los jóvenes de los peligros del uso del tabaco, han dado como resultado menos ventas a menores. Estos estudios recientes refuerzan los resultados encontrados en la encuesta Healthy Youth Survey de 2004. En esa encuesta, el número de niños en el 10º grado que dijeron que era “algo” o “muy difícil” obtener tabaco, aumentó del 17 al 46 por ciento.

En los pasados cinco años, el índice de fumadores ha disminuido 48 por ciento entre los jóvenes, y hay 65,000 menos fumadores en el estado. Mientras Washington has guiado un esfuerzo significante para reducir los índices de fumadores, todavía queda mucho por hacer. La industria del Tabaco gasta mas de $185 millones de dólares cada año en el estado para ganar mas fumadores, y casi 45 jóvenes empiezan a fumar cada día. Entre mas difícil es para los niños comprar tabaco en las tiendas, mas buscan opciones sociales, como amigos mayores, familiares y otros adultos para que les consigan el tabaco. El Departamento de Salud está trabajando son sus asociados para crear nuevos programas y materiales de información para desalentar a los adultos e impedir que les consigan tabaco a los menores.

El uso del tabaco sigue siendo la principal causa de muerte que se puede prevenir en la nacion. Enfermedades relacionadas con el uso del tabaco matan a casi 8,000 personas cada año en Washington — mas que todos los que mueren de SIDA, alcohol, abuso de drogas, accidentes automovilísticos, asesinatos, suicidios e incendios combinados.

Avatar
Acerca del Autor