Las pesadillas Conoce todo sobre estos terribles sueños

Escrito el 21 Aug 2008
Comment: Off
Te encuentras a la mitad de tu sueño, muy divertida porque estás corriendo junto a todas tus amigas por campos realmente grandes y verdosos cuando de repente... comienzas a encontrarte en un callejón sin salida ¡totalmente obscuro!; el color se fue y tus amigas también y te das cuenta de que alguien te está persiguiendo sin fin como con ganas de hacerte algo muy feo; comienzas a agitarte y a sentir un miedo enorme... pues bien, por supuesto sabes lo que te pasa, ¡tuviste una horrible pesadilla!

Una pesadilla es un mal sueño que te provoca angustia y hasta puedes sentir dificultad en tu respiración, así como también ansiedad o enojo; lo único bueno de las pesadillas es que no son reales.

¿Pero por qué tienes pesadillas?

Cuando estás dormida, tu cerebro sigue funcionando, haciendo que tu sueño pase por diferentes etapas, pero cuando éste llega a la etapa REM, llamada en inglés Rapid Eye Movement (Movimiento rápido de los ojos), en la que tus ojos se mueven de un lado a otro mientras tus párpados están cerrados, puedes tener sueños que pueden ser aterradores o tristes.

Lo motivos que causan las pesadillas pueden ser las situaciones estresantes o feas que hayas vivido durante el día; las situaciones que tienes miedo a enfrentar o los cambios importantes que haya en tu vida puedes liberarlos por medio de las pesadillas.

Otra razón puede ser algo a lo que le tengas mucho miedo o algo que te haya dejada muy impactada como una película, libros o historias de terror; también cuando estás enferma con fiebre muy alta o ciertos medicamentos te pueden provocar una pesadilla.

Lo único que debes tener en cuenta es que tener pesadillas no es malo, todo mundo tiene pesadillas y esto es más normal de lo que crees.

Para evitar tener pesadillas trata lo siguiente:

* Sigue una rutina de sueño. Duérmete y levántate a la misma hora siempre.

* Evita las historias de terror ya sean películas, libros, etc. antes de dormir.

* Duerme con tu peluche favorito, cobija o cualquier objeto con el que te sientas segura.

* Usa una pequeña lámpara.

* Deja la puerta abierta.

* Relájate cuando vayas a dormir.

Acerca del Autor