Las primarias Ponen a la Defensiva a los Candidatos de la “vieja guardia”

Escrito el 26 Aug 2010
Comment: Off
Washington - Miles de votantes acuden hoy a las urnas en Arizona, Alaska, Florida, Oklahoma y Vermont, para decidir el futuro de candidatos demócratas y republicanos frente a los comicios del próximo 2 de noviembre, entre ellos el senador republicano John McCain. Las primarias se presentan como una lucha entre candidatos recién llegados a la vida política de la nación y los de la "vieja guardia", como es el caso en las contiendas de Florida, Arizona y Alaska, que son las que más titulares han acaparado. En Florida, el legislador demócrata Kendrick Meek -respaldado por el presidente Barack Obama- tenía prácticamente asegurada la candidatura para el escaño por el Senado hasta que apareció Jeff Greene, un magnate del sector inmobiliario que invirtió de su propia fortuna en esa contienda.
El ganador de las primarias demócratas en Florida disputará el escaño en noviembre frente al republicano Marco Rubio y el gobernador Charlie Crist, otrora republicano pero que ahora se presenta al puesto como independiente.
Mientras, en las primarias republicanas de Florida, el fiscal general Bill McCollum disputa la candidatura para gobernador frente a Rick Scott, un ex ejecutivo del sector de salud que, con cerca de 50 millones de dólares de su propio bolsillo, ha saturado las ondas de radio y televisión.
En Arizona, la contienda que más atención ha atraído es la del senador McCain, que aspira a una cuarta reelección pero hoy lucha por su supervivencia política frente al ex congresista J.D. Hayworth, que convirtió el combate a la inmigración ilegal en eje de la campaña en ese estado fronterizo.
McCain, defensor de la fallida reforma migratoria de 2007, apoya la controvertida ley SB1070 que criminaliza a la población indocumentada en Arizona y ahora insiste únicamente en la seguridad de las fronteras. McCain siempre dijo que haría lo que fuese necesario para ganar, y las cifras así lo demuestran: el senador de Arizona ha gastado 20 millones de dólares para conjurar un avance de Hayworth, en una contienda marcada de principio a fin por la mordacidad de los ataques mutuos.

Avatar
Acerca del Autor