Las siamesas hispanas operadas con éxito

LOS ANGELES, CA., Los médicos que atienden en Los Angeles (California, EEUU) a las siamesas de diez meses Regina y Renata Salinas Fierros, que fueron intervenidas quirúrgicamente para separarlas tras nacer unidas por el abdomen, están optimistas sobre la recuperación de las dos pequeñas hispanas. "Verlas moverse tras la operación, cuando se despertaron y respondían, ha sido una gran alegría", declaró en rueda de prensa el cirujano James Stein, quien estuvo al frente de la operación.

Las niñas, hijas de padres mexicanos que estaban de visita en el país cuando se enteraron de que eran siamesas, fueron separadas el miércoles en el Hospital Infantil de Los Angeles.

La operación, hecha por un equipo de 80 médicos, duró unas tres horas menos de lo esperado, pues, tras doce horas en el quirófano, se cortó el último músculo que las unía.

Ahora están en la unidad de cuidados intensivos del centro, en camas adyacentes. "Simplemente, verlas una a lado de la otra, como dos personas separadas, está muy bien", añadió Stein. Aunque su pronóstico es bueno, las niñas siguen conectadas a un aparato de respiración asistida, indicaron los doctores.

Según el médico William McIlvaine, la más pequeña de las dos niñas, Regina, es también "la más vivaracha". Señaló que Regina fue la primera en mover un brazo, mientras que su hermana Renata es la más dormilona. Las siamesas nacieron en EEUU el 2 de agosto de 2005 y compartían parte de las costillas y el hígado, intestinos, genitales, aparato urinario y pelvis. Durante la operación, los médicos repartieron los .diferentes órganos entre las dos niñas, excepto en el caso del intestino grueso, que fue para Renata, mientras que Regina tiene sólo un riñón.

McIlvaine insistió en que el pronóstico para las dos niñas es bueno, aunque será necesaria la fisioterapia y posiblemente otras operaciones para garantizarlas mejor calidad de vida.

Aunque las niñas nacieron, cada una, con sus dos piernas y en buen estado de motricidad, durante la operación los médicos también tuvieron que reconstruir las pelvis para orientar las piernas en la posición adecuada, de modo que en el futuro puedan caminar.

Se trata de un caso raro de siamesas, que sólo se produce uno de cada 2,5 millones de nacimientos. Los padres de las pequeñas, Sonia Fierros, de 23 años, y Federico Salinas, de 36, procedentes de Juárez (México), permanecen en California con visados de turistas con sus otros dos hijos.

En los últimos 40 años el Hospital Infantil de Los Angeles ha separado cinco pares de gemelas con éxito en tres de estas operaciones. La última de ellas la realizó Stein el 11 de septiembre de 2003 y concluyó con éxito. El hospital no ha precisado el precio de esta operación aunque su costo estará sufragado al menos en parte por el programa estatal de salud para personas con escasos recursos, Medi-Cal, y los Servicios Infantiles de Salud en California.

Avatar
Acerca del Autor