Las últimas horas de Lady Di

La trágica muerte de la princesa al cine.

MÉXICO.- Madre de uno de los herederos al trono británico, Diana Frances Spencer, la mujer más fotografiada del mundo y quien será recordada a través de una película protagonizada por la actriz alemana Jenny Elvers Elbertzhagen, falleció el 31 de agosto de 1997.

Conocida como Lady Di, nació el 1 de julio de 1961, en Park House, Sandringham (Norfolk). Fue hija menor de John Spencer, octavo conde de Althorp, y de Frances Ruth Roche. Creció en una familia de la pequeña nobleza junto a sus dos hermanas, Sarah y Jane, y su hermano menor, Charles. En 1968, al divorciarse sus padres, quedó bajo la custodia paterna y ese mismo año ingresó en la escuela de Kingés Lynn.

En 1970 se trasladó al internado femenino de Riddlesworth Hall y en 1973 fue inscrita en West Heath, otro internado en el condado de Kent. Entre 1977 y 1978 estudió en Suiza y finalmente se estableció en Londres, donde trabajó para varias empresas hasta que conoció a Carlos, heredero del trono británico y se hicieron novios en 1979.

Para el 24 de febrero de 1981 un portavoz del Palacio de Buckingham anunció el compromiso oficial de Diana Spencer y el Príncipe Carlos, y a partir de ese momento su vida cambió por completo.

La espectacular ceremonia, conocida como "La boda del siglo", se realizó el 29 de julio de 1981 en la catedral londinense de Sant Paul y se convirtió en un acontecimiento social por excelencia que fue transmitido a todo el mundo. El 21 de junio de 1982 Diana dio a luz a su primer hijo, el príncipe William. Dos años más tarde, el 15 de septiembre de 1984, nació el príncipe Henry.

Para Diana, 1982 revistió gran importancia, ya que fue también cuando embarcó en su primer viaje oficial sola para asistir al funeral de Grace Kelly, princesa de Mónaco. En abril del año siguiente acompañó a Carlos a Austria y Nueva Zelanda, en el primer periplo oficial de la pareja.

Desde la llegada de su hijo William, Diana empezó a sufrir de depresión post-parto. La familia real no comprendió su situación y la empezó a acusar de ser inestable y desequilibrada mentalmente. Al no poder soportar la presión y como nadie la tomaba en cuenta, Diana comenzó a lastimarse a sí misma.

Después del nacimiento de Henry, la casa real trató de mantener en secreto lo desgastado de la relación entre Diana y Carlos, quien frecuentaba a Camila Parker-Bowles, pero sólo como amigo, en tanto que la princesa se desvivía por seducir a Carlos quien la rechazaba.Fue entonces que ella empezó a padecer de bulimia.

Avatar
Acerca del Autor