Libertad de Expresión, ¿Solamente en Ingles?

En los 'viejos tiempos' algunos niños inmigrantes eran maltratados pro los maestros por hablar un lenguaje que no era Ingles. Los profesores no pueden golpear a los niños hoy en día pero hablar otro idioma que no sea Ingles les puede traer problemas. Zach Rubio, un estudiante de la escuela alterna Endeavor en Kansas City, fue suspendido por el principal de la escuela por pronunciar una frase en Español.

Un maestro escucho a Zach decir "no problema" en el pasillo, antes de clase, cuando el respondía a otro estudiante una pregunta hecha en Español. Fue un problema. El maestro envió a Zach a la oficina de principal quien lo suspendió con la explicación de que 'no era la primera vez' que le habían advertido no hablar Español en la escuela.

El superintendente de escuelas; Bobby Allen, rápidamente revirtió la suspensión, aclarando que no hay prohibición de hablar Español en el Distrito y extendió sus disculpas. El superintendente esta en lo correcto, pero la acción irresponsable de parte del maestro y el principal de la escuela en el uso del idioma Español, sugiere que hay alguna regla 'no escrita' acerca de la necesidad de hablar Ingles.

Nada fue hecho escrito, como Lorenzo Rubio (padre de Zach) quería haber visto cuando escucho que su hijo fue suspendido. La suspensión puede sugerir un profundo prejuicio en contra del Español y sus parlantes. Lorenzo Rubio comprende esto.

Un ciudadano Norte-Americano naturalizado, Rubio, es feliz de vivir en Estados Unidos, y dice que la mayoría de la gente lo trata bien.

Sin embargo en ocasiones le da la sensación que no es bienvenido en este país por causa de su acento. Aunque la suspensión ha sido anulada, la situación aun no termina.

De acuerdo a Chuck Chionuma, abogado represente de la familia Rubio, los derechos civiles de Zach han sido violados. Lorenzo cree que seguirá acción legal porque sabe que otras familias mexicanas, quienes se encuentran en un estado legal débil, pueden nunca alzar su voz.

Desafortunadamente, si Zach y su familia hubiesen sido indocumentados, posiblemente nunca habríamos escuchado de esto. Y si de alguna manera el caso se hubiese presentado, la reacción habría sido deportar a la familia, e vez interesarse por sus derechos civiles. La reacción ante el Español, y otras lenguas extranjeras, es con frecuencia no muy positiva.

Algunos Norte-Americanos están descontentos acerca del continuo incremento del 'bilingualismo' en los Estados Unidos. El surgimiento de grupos 'Englis Only' (Ingles Solamente), y de 'Ingles como idioma oficial', es una reacción a la expansión de otras lenguas. Nuevos inmigrantes y sus respectivos idiomas son vistos como una amenaza para el Ingles y para la Identidad Nacional Americana. Este es un tema con frecuencia tratado en cartas a los editores de muchos periódicos Norte-Americanos. Sin embargo incluso académicos han proveído mecanismos de ataque en la idea que los inmigrantes de ahora no están dispuestos a integrarse. Víctor Davis Hanson, un profesor de 'Clasicos' de la Universidad de California, Fresno, y Samuel P. Huntington, un escolar de la Universidad de Harvard, han escrito acerca de los hispanos como un peligro para los valores Americanos por su 'indisposicion' a integrarse. A pesar de eso, Huntington reconoce que más del 90% de la segunda generación de México-Americanos, hablan Ingles. Y eso de una manera lo dice todo. Los hispanos están haciendo lo que otros inmigrantes han hecho antes que ellos, es decir, pierden su idioma nativo y en una o dos generaciones adelante, sus descendientes tendrán dificultades aprendiéndolo cuando quieran descubrir sus raíces. Es una pena que el Español sea percibido como la lengua de trabajadores indocumentados, y que tenga poco prestigio en ciertos círculos. Es un punto de vista cerrado de la importancia de un lenguaje que es hablado por 400 millones de personas en varios continentes, y posee una literatura que reta a cualquier otra lengua del mundo.

Es obvio que el profesor y el principal que actuaron tan hostil, y quizá ilegalmente, saben poco acerca de lenguajes y diversidad. Ambos deberían ser enviados a tomar medidas correctivas, las cuales deben incluir convertirse en bilingües, y aprender a ser sensibles a otras culturas.



Domenico Maceri (dmaceri@gmail.com), PhD, UC Santa Barbara, enseña lenguas extranjeras en Allan Hancock College en Santa Maria, CA. Sus artículos han aparecido en muchos periódicos y algunos han ganado reconocimientos de la Asociación Nacional de Publicaciones Hispanas.

Avatar
Acerca del Autor