Líderes pro inmigrantes sostienen que el muro será inútil

WASHINGTON - Líderes por los derechos de los inmigrantes afirmaron hoy que el "muro de la discordia" entre EEUU y México no podrá atajar el paso de los extranjeros con hambre y sin oportunidades en sus países.

Saúl Solórzano, del Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), dijo a Efe que mientras no existan mejores condiciones socioeconómicas en los países del tercer mundo, EEUU seguirá siendo la meta anhelada de los pobres.

Otros grupos expresaron su disconformidad por la construcción de una valla doble en la frontera sur, a la que compararon con el derribado "Muro de Berlín", que en su oportunidad EEUU criticó duramente.

El director ejecutivo del Centro para el Cambio Comunitario, Deepak Bhargava, dijo que "en un imprudente intento por movilizar las bases del voto conservador solo 12 días antes de las elecciones (del 7 de noviembre), Bush firmó una poco realista y decepcionante ley".

Bhargava sostuvo en un comunicado que la medida que autoriza la construcción de una nueva valla de 700 millas (1.126 kilómetros) en la línea divisoria con México, no es más que "un bien orquestado evento para mostrar a los republicanos como firmes sobre inmigración".

También manifestó su desaliento de ver "como una vez más, la política se impuso a las soluciones reales".

Tanto el Centro para el Cambio Comunitario como otros grupos aseguraron que la "ley del Muro" no hace nada por mejorar el deficiente sistema de inmigración.

Señalaron que el Legislativo, "deliberadamente desprecia las demandas que la mayoría de los estadounidenses hacen desde meses, sobre que el Congreso debe hallar una solución a los problemas migratorios".

Bhargava declaró que mientras el Congreso y Bush claman de que el muro evitará el paso a los inmigrantes indocumentados, "las investigaciones muestran que el incremento en la seguridad fronteriza no es eficaz y sólo podría exacerbar el problema". Estadísticas difundidas por la Oficina de Presupuesto del Gobierno (GAO), el brazo de investigación del Congreso, las muertes de quienes intentan cruzar la frontera sin "papeles" migratorios se han casi duplicado en los últimos ocho años.

Los activistas pro derechos de los extranjeros en EEUU tienen el temor de que el muro induzca a los inmigrantes a descubrir nuevas y más peligrosas rutas para entrar en este país.

Bhargava subrayó que lo único positivo de la decisión de Bush de firmar la "ley del Muro" es que alienta a los grupos pro inmigrantes a trabajar más duro para movilizar a las comunidades y sus aliados en los próximos años a fin de atajar la ola de sentimientos anti-inmigrante.

Entre las voces que se alzaron contra el muro figuran la de la mayor central sindical del país, la AFL-CIO.

Su vicepresidenta, Linda Chávez-Thompson, opinó que una reforma efectiva tiene que incluir tres objetivos interdependientes como la aplicación uniforme de la ley en lo referente a estándares laborales.

Todos los trabajadores, incluyendo los inmigrantes, deben ganar un salario mínimo, tener seguridad en el empleo y recibir un trato justo.

También manifestó que, para lograr una cobertura estándar de derechos laborales, se debe rechazar el plan de trabajadores huéspedes propuesto por Bush.

Chávez señaló que en estos programas, los trabajadores son dependientes de sus patronos tanto para ganarse la vida como para trabajar con un estatus legal en EEUU y nunca tienen verdadera libertad, dejando el camino listo para la explotación.

Avatar
Acerca del Autor